"Un retroceso"

"Es un retroceso", dijo ayer Laura Iglesias, miembro de Mujeres por la Solidaridad, consultada por el traslado del responsable del área de Salud Reproductiva del Molas, el médico Fernando Giayeto.
La decisión tomada esta semana de reubicar al profesional en el Centro Sanitario fue considerada una persecución del Gobierno Provincial.

"Aspiramos a que vuelva al hospital para poder seguir con las ligaduras de trompas. Es el único médico que las realiza", indicó Iglesias. La militante feminista aseguró que Giayeto practicó 700 ligaduras de trompas pedidas por mujeres. Y que el resto de los médicos de los centros públicos sólo las hace en ocasión de parto.

"En el Centro Sanitario no hay quirófano. No sabemos cuál es el recurso humano que van a poner en el Molas. Es una pérdida muy importante. Queremos que vuelva", expresó Iglesias.

Giayeto está identificado con la militancia de Mujeres por Solidaridad y sus consignas. Consideró que el traslado fue un castigo motivado en esa participación.

Comentá la nota