Retroceso de Massa en la provincia: Podría perder ocho municipios

Retroceso de Massa en la provincia: Podría perder ocho municipios

El tigrense reforzará sus caminatas bonaerenses. El PRO lo desplazó como fuerza opositora.

Las elecciones primarias marcaron un retroceso para el Frente Renovador en la provincia, sobre todo si se comparan con el arrasador escenario massista que dejaron las legislativas de 2013. 

Ocho de los diez principales municipios de Sergio Massa en suelo bonaerense se ven amenazados de cara a las generales de octubre. 

Por eso, el tigrense y su candidato a gobernador Felipe Solá buscarán recuperar terreno, incrementando aún más sus bajadas a los distritos. 

El Frente Renovador sacó 20 puntos a nivel general en Provincia de Buenos Aires, un número nada desdeñable, pero cuando se analiza por distrito perdió más de lo que ganó.

Intendentes como Luis Acuña (Hurlingham), Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Joaquín de la Torre (San Miguel), Mario Meoni, (Junín), Horacio Pascual (General Villegas), y los candidatos Leonardo Gómez (Magdalena) Marcelo Denápole (Mercedes) y Damaso Larraburu (Bahía Blanca) tienen serios problemas para octubre y podrían perder en sus municipios.

Los jefes comunales de Hurlingham, Malvinas Argentinas y Junín, y los candidatos de Magdalena, Mercedes y Bahía Blanca (donde el FR gobierna ahora con Fernando Carballo, Carlos Selva y Fernando Bevilacqua) perdieron la elección. Mientras el de San Miguel y el de General Villegas ganaron, pero el conjunto del FPV (en el primer caso) y el de Cambiemos (en el segundo), los superó por 10 puntos.

Los únicos dos intendentes massistas que ganaron bien fueron Julio Zamora de Tigre y Luis Andreotti de San Fernando, zona de influencia directa de Massa.

Los únicos dos gobernantes massistas que ganaron bien la elección fueron Luis Andreotti y Julio Zamora, de San Fernando y Tigre. 

Son dos comicios calcados, quizá por su cercanía geográfica. Tampoco es que arrasaron, pero ambos lograron un respetable 38%, frente al 28% del FPV, que se ubica como segunda fuerza en los dos casos. El PRO, también en ambos distritos, sacó un 24%.

En rigor, en el interior bonaerense el Frente Renovador ganó también en General Lavalle, de la mano de Osvaldo Goicoechea. Pero se trata de un distrito menor, con tan solo 4 mil electores habilitados. Aún así la victoria fue ajustadísima: massismo 34,04%; cambiemos 33,09%; FPV 32,87%.

El resto de candidatos –en su mayoría concejales o dirigentes de peso territorial-, que habían ganado las legislativas de 2013 y se perfilaban como los principales opositores para ganar municipios en octubre de 2015, fueron desplazados por el PRO.

Son los casos de Nicolás Russo, superado por Néstor Grindetti en Lanús; de Martín Jofré en Tres de Febrero, opacado por Diego Valenzuela que se ubica como la principal amenaza de Hugo Curto, tal como explicó LPO; en Morón, Martín Marinucci quedó relegado por el macrista Ramiro Tagliaferro; en Quilmes, Walter “Sapito” Queijeiro quedó desplazado por el cocinero Martiniano Molina; en Avellaneda, Armando Bertolotto fue corrido por Gladys González. 

Arrastrados por la boleta de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal (que iba con lista de unidad junto al radicalismo y logró un sorprendente 30%), muchos candidatos del PRO quedaron en las puertas de ganar municipios en octubre. Como informó LPO, los casos más factibles son los de Valenzuela, Grindetti y Tagliaferro.

Acaso sólo en Moreno, con Aníbal Assef; en Florencio Varela, con Daniel Zisuela; y en La Matanza, con Julio Ledesma, el massismo logró quedarse con el segundo puesto de los distritos del Conurbano, que conservaba desde 2013. Y lo hicieron dejando poca distancia ante Cambiemos.

A los intendentes que dejaron el massismo para volver a las filas del PJ tampoco les fue bien. Raúl Othacehé perdió la interna en Merlo; Darío Giustozzi fue derrotado en Almirante Brown; y Gabriel Katopodis no perdió San Martín, pero sintió la mengua de su poder.

Coment� la nota