El retroactivo, un reclamo que costaría 520 mil pesos

Para el Municipio, implicaría aumentar un 8,6% el gasto salarial. A cada empleado le corresponderían 400 pesos. El gobierno dice que es imposible
El re­troac­ti­vo que ayer de­ci­die­ron re­cla­mar los em­plea­dos mu­ni­ci­pa­les ten­dría un fuer­te im­pac­to en las com­pli­ca­das cuen­tas del Es­ta­do lo­cal. El pa­go de 400 pe­sos a ca­da em­plea­do de plan­ta per­ma­nen­te im­pli­ca­ría un de­sem­bol­so de 520 mil pe­sos de par­te del go­bier­no, una ci­fra que, se­gún in­di­ca­ron ayer en el Pa­la­cio de Mó­ji­ca, es im­po­si­ble de afron­tar en la ac­tual si­tua­ción fi­nan­cie­ra.

Hoy, son 1.300 los em­plea­dos es­ta­bles que tie­ne el Mu­ni­ci­pio. Si, co­mo re­cla­mó ayer la asam­blea, el go­bier­no re­co­no­ce que de­bió pa­gar un au­men­to de 200 pe­sos des­de oc­tu­bre y, por lo tan­to, asu­me una deu­da de 400 pe­sos por em­plea­do, en­ton­ces, se lle­ga al mon­to de 520 mil pe­sos.

"No nos va a sa­car me­dio mi­llón una asam­blea de 100 per­so­nas. Ni lo­cos. Se­ría­mos irres­pon­sa­bles si dié­ra­mos esa pla­ta", in­di­có una fuen­te del go­bier­no.

Ac­tual­men­te, el Mu­ni­ci­pio gas­ta 12,5 mi­llo­nes de pe­sos por mes. De ese to­tal, ca­si la mi­tad -unos 6 mi­llo­nes de pe­sos- se des­ti­nan a suel­dos. Si pa­ga­ra los 520 mil pe­sos, el go­bier­no au­men­ta­ría un 4,16 por cien­to los gas­tos por un mes y ele­va­ría un 8,6 por cien­to las ero­ga­cio­nes en per­so­nal. Se­gún el sin­di­ca­to que con­du­ce Wal­ter Ca­rran­za, "la pla­ta es­tá". En el ga­bi­ne­te ase­gu­ran que es im­po­si­ble afron­tar esa ci­fra.

"To­da­vía hoy no te­ne­mos los fon­dos pa­ra pa­gar los suel­dos a fin de mes y es­pe­ran que jun­te­mos ade­más me­dio mi­llón de pe­sos. No hay ma­ne­ra. Ya he­mos es­ti­ra­do la pro­pues­ta y pre­sen­ta­mos una ofer­ta muy bue­na. No po­de­mos agre­gar na­da más", in­di­có un al­to fun­cio­na­rio del go­bier­no.

Su­ba anual

En el ga­bi­ne­te de Ju­re sos­tie­nen que po­cos gre­mios han con­se­gui­do la re­com­po­si­ción que tu­vie­ron los em­plea­dos mu­ni­ci­pa­les. En­tre agos­to y sep­tiem­bre, su­ma­ron 300 pe­sos al suel­do, con lo que con­si­guie­ron, se­gún los nú­me­ros ofi­cia­les, un in­cre­men­to del 15 por cien­to. Si aho­ra se in­cor­po­ra­ran los otros 200 -la pro­pues­ta ofi­cial con­tem­pla que se pa­ga­rían con los suel­dos de di­ciem­bre-, la su­ba to­tal ron­da­ría el 25 por cien­to.

Pe­ro, ade­más, la pro­pues­ta no se ago­ta en el in­cre­men­to del sa­la­rio. Plan­tea tam­bién du­pli­car la re­tra­sa­da asig­na­ción por hi­jo que pa­ga la Mu­ni­ci­pa­li­dad -ac­tual­men­te es de 40 pe­sos men­sua­les- e ir blan­quean­do des­de fe­bre­ro las ci­fras no re­mu­ne­ra­ti­vas que es­tá pa­gan­do.

La ges­tión Ju­re se va­na­glo­ria de ha­ber con­se­gui­do el equi­li­brio men­sual des­pués de te­ner dé­fi­cits cons­tan­tes que al­can­za­ron los 2 mi­llo­nes de pe­sos. El ro­jo tu­vo un pi­co de 4,5 mi­llo­nes de pe­sos en ju­nio, cuan­do se pa­gó el agui­nal­do.

El úl­ti­mo tri­mes­tre fue el pri­me­ro en el que el go­bier­no con­si­guió un su­pe­rá­vit sos­te­ni­do. En to­do el año, sin con­tar el pa­go de la deu­da, la Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía con­si­guió un su­pe­rá­vit de 2,3 mi­llo­nes de pe­sos. Es de­cir, si acep­ta­ra la pro­pues­ta del gre­mio, ve­ría eva­po­rar­se el equi­va­len­te al 23 por cien­to del su­pe­rá­vit pri­ma­rio.

Hoy, cuan­do el go­bier­no y el gre­mio vuel­van a ver­se las ca­ras, esas se­rán las ci­fras que es­ta­rán en dan­za.

Comentá la nota