El retorno de la Mesa de Enlace

En su primera aparición luego de las elecciones legislativas, las entidades ruralistas arremetieron contra la política oficial para el sector. Le enviaron una carta a la Presidenta para reclamarle cambios. Volvieron a pedir el desplazamiento de Moreno de Comercio.
La Mesa de Enlace volvió al ataque. En su primera aparición luego de las elecciones legislativas, las entidades agropecuarias pidieron la renuncia de Guillermo Moreno, secretario de Comercio. También le enviaron una carta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner solicitando medidas "urgentes y extraordinarias" para el campo. Al cierre de esta edición, Moreno seguía en su cargo, a pesar de las modificaciones en el Ministerio de Economía y otros ministerios. A su vez, la reunión de las entidades empresarias coincidió con un nuevo encuentro de la bancada rural, donde también se pidió la salida del polémico secretario de Comercio (ver aparte).

"Sería saludable que se retire de su cargo el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno", pidió abiertamente Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria. A esta solicitud se le sumó en seguida Mario Llambías, titular de CRA: "Moreno es el actor que cumple órdenes y lo hace conforme a lo que le han encomendado. Sin duda, tiene que haber un cambio de políticas para el sector agropecuario".

La estrategia de la Mesa de Enlace y de la oposición legislativa parece ser la misma: apretar al oficialismo todo lo que se pueda hasta el recambio parlamentario. En el primer encuentro de los ruralistas tras las elecciones del 28 de junio, los dirigentes agrarios le solicitaron a la Presidenta un cambio de rumbo. "Persiste una necesidad imperiosa de que el Estado arbitre las medidas necesarias. El Poder Ejecutivo conoce cuáles son los problemas y cómo son las medidas a adoptar para corregir esto", aseguró el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati.

Detrás de esas palabras, los ruralistas quieren la salida de Moreno, la desintegración de la Oncca y una mayor apertura de los mercados granarios y de la carne. Entiéndase, una menor intervención estatal. Pero el principal reclamo de todos es la baja o la eliminación de las retenciones a la soja, el maíz, el girasol y el trigo.

Durante la reunión de la bancada rural, de la que participaron Luciano Miguens, ex titular de la rural y actual asesor del PRO, Juan Pedro Membrilar, ex titular de CRA, y Pedro Solmi, director de la FAA y diputado provincial de Buenos Aires electo por Unión-PRO, hicieron explícitas las urgencias de la Mesa de Enlace.

"Hacen falta medidas de emergencia, extraordinarias y de extrema urgencia, como la suspensión de retenciones y dejar sin efecto los Registros de Operaciones de Exportación (ROE)", afirmó Buzzi durante la conferencia de prensa que ofrecieron luego del encuentro privado de la Mesa de Enlace. "La idea es crear condiciones extraordinarias, ya que al productor le hace falta dinero en el bolsillo", agregó el titular de la FAA. Como de costumbre, no hubo precisiones sobre la situación económica de los productores, sus márgenes de ganancia ni explicaciones de por qué los precios de los campos siguen en valores elevados, entre los más altos de la historia.

Para los ruralistas, la legitimidad de sus nuevos reclamos se sustenta en el resultado de las elecciones. "La crisis continúa. Lo que hubo fue un resultado electoral que demuestra la voluntad de cambio de gran parte del campo argentino", arremetió Llambías.

Por su parte, el titular de Coninagro, Carlos Garetto, remarcó que "es importante retomar el diálogo" con los más altos funcionarios de la administración de Cristina Fernández, "ya sea Florencio Randazzo, ministro del Interior, o Débora Giorgi, ministra de la Producción". La conferencia de prensa de la Mesa de Enlace fue antes de que se produjeran los nuevos cambios en el gabinete.

–¿Qué opina de los reemplazos? –preguntó más tarde este diario a Ulises Forte, director de la FAA y diputado electo por la Coalición Cívica.

–Demuestran que el kirchnerismo sigue recostándose en su propio riñón. De todas maneras, hay que esperar. Lo que realmente importa, más allá de los nombres, es una nueva política de comercio exterior –respondió Forte.

Comentá la nota