RETOMARON LAS OBRAS DE VILLA AGUIRRE Se regularizó el conflicto entre trabajadores y Coniper

Ayer a tempranas horas de la mañana, representantes de la empresa Coniper SA se hicieron presentes en el lugar donde se están llevando a cabo las obras de extensión cloacal de Villa Aguirre para saldar el porcentaje que adeudaban a los trabajadores, con lo cual se regularizó la situación y los empleados, minutos más tarde, retomaron normalmente con las tareas.
El conflicto que comenzó el pasado jueves se destrabó ayer por la mañana cuando finalmente se presentó la empresa, pagó las diferencias, y con eso, cerca de las 8, los trabajadores salieron a trabajar normalmente.

El secretario general de Uocra –gremio que acompañó el conflicto- informó que “se saldó todo lo que debían y la empresa se comprometió a que las próximas quincenas van a ser pagadas en término, que es un compromiso que esperemos que se llegue a hacer. Porque ésta es una situación que no beneficia a nadie y lo que menos quiere el trabajador es no cobrar en término”.

Por otro lado, y en cuanto a las otras cuestiones atinentes a la seguridad e higiene de los trabajadores, sostuvo que “se habló para que en esta semana, creo que antes del viernes, normalicen la entrega de los elementos de seguridad como los botines, ropa. También se pidió durante la asamblea de hoy –por ayer- elementos de comunicación para los serenos”.

El disparador del conflicto

La situación, cabe recordar, se inició el jueves pasado cuando cerca de 100 trabajadores de las obras de Villa Aguirre decidieron realizar medidas de fuerza ante la falta del pago de sus haberes y las falsas promesas hechas desde la empresa contratista Coniper SA.

En rigor, mantuvieron paralizadas las actividades hasta que se realizara el pago de la quincena adeudada. Frente a este reclamo, representantes de Coniper, procedentes de Capital Federal, entregaron al otro día el monto correspondiente a los empleados, aunque con algunas diferencias. Tal como lo había anunciado días atrás a este Diario Daniel Sagrera, “hasta que no paguen el último peso no se va a salir a trabajar”. Por lo que se decidió continuar con las medidas y esperar a que finalmente se liquide lo adeudado y así poder retomar con las tareas.

Así las cosas, ayer por la mañana temprano, se entregaron los montos que estaban faltando y se regularizó la situación de los trabajadores, quienes acto seguido retomaron con las tareas en el lugar.

Comentá la nota