Retomarían una obra judicial que lleva casi tres décadas parada .

Treinta y seis años después de haber sido iniciada, la obra del nuevo edificio de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia volvería a ponerse en marcha, al cabo de casi tres décadas de parálisis. Desde principios de los ’80, junto al Correo y frente a la plaza 25 de Mayo, se alza sólo la estructura básica de lo que había sido pensado como una moderna sede del servicio judicial nacional.
La semana pasada, como parte del proceso que ahora se quiere hacer andar, estuvieron en Resistencia técnicos enviados por la conducción del Poder Judicial de la Nación, que hicieron una inspección de la obra para tener una primera idea acerca de cuáles son las posibilidades de reactivar la construcción del edificio, y qué es lo que todavía puede servir de lo hecho hasta aquí.

Finales de año

Los planos originales de la obra datan de 1973, lo que da una idea de la tremenda demora en concretarla. Los trabajos arrancaron en aquella década, pero terminaron empantanándose hasta quedar totalmente paralizados por las "limitaciones presupuestarias" que hicieron que los recursos necesarios para terminar el edificio acabaran destinándose a otros fines.

Ahora, no se trata sólo de retomar la obra en el punto en que quedó detenida. Antes de eso, habrá que realizar un relevamiento técnico integral, porque hay aspectos constructivos que se deterioraron por el paso del tiempo, y en otros casos los diseños y previsiones quedaron desactualizados para lo que son las necesidades de una sede moderna.

Por ejemplo, todo el sistema de tuberías previsto para la instalación de un sistema de aire acondicionado central ya es obsoleto y quedó ampliamente superado por otras posibilidades tecnológicas que hoy están a mano.

El edificio proyectado en su momento era y en eso no habrá cambios- de seis plantas, y la idea, si se concreta la reactivación de la obra y ésta es llevada hasta su fin, es que allí funcionen la Cámara Federal de Resistencia que hoy trabaja en una sede ubicada sobre la avenida 25 de Mayo, entre Wilde y Liniers- y el Juzgado Federal que hoy opera en la calle Cangallo.

Sin embargo, toda la estructura de la justicia federal de la capital del Chaco no se concentrará en el edificio, sino que el Tribunal Oral Federal de Resistencia continuará alojado en su sede actual (frente a la plaza central, en parte de lo que era el edificio del Correo). Tampoco funcionará en la nueva estructura el segundo juzgado federal que tendrá Resistencia una vez que se instrumenta la ley que aprobó el Congreso creando ese segundo tribunal, que todavía carece de partida presupuestaria y no tiene designados a sus magistrados y funcionarios.

Para el Tribunal Oral habría una asistencia financiera extra, buscando mejorar sus instalaciones, sobre todo ahora que tendrá a su cargo el histórico juicio a los militares y policías involucrados en la masacre de Margarita Belén.

Si no hay cambios sobre lo que viene planeándose, la licitación para retomar la obra del nuevo edificio se podría hacer sobre finales de este año, o en el verano de 2010.

Comentá la nota