El retiro de las tropas de Afganistán será gradual

Lo dijo Obama, que señaló que la ayuda de Washington a Kabul durará años
OSLO.- Horas después de su llegada a Oslo para recibir el Premio Nobel de la Paz, el presidente norteamericano, Barack Obama, afirmó ayer que la retirada de las tropas estadounidenses en Afganistán, que comenzará en julio de 2011, será gradual, y señaló que la ayuda de Washington a Kabul durará años.

"No veremos una caída marcada o una disminución precipitada" de las tropas en Afganistán, dijo Obama a un grupo de periodistas, tras un encuentro con el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg.

"A inicios de julio de 2011 empezaremos a traspasar la responsabilidad al pueblo y a las fuerzas de seguridad afganos. He sido inequívoco sobre esto, así que no debería haber un debate. En esa fecha comenzaremos esta transición", añadió el mandatario, que anunció recientemente el envío de 30.000 militares adicionales para combatir el avance talibán.

El mandatario señaló también que Estados Unidos ayudará a Afganistán a entrenar sus fuerzas de seguridad y a desarrollar su economía por un tiempo. "El gobierno de Afganistán necesita aún el apoyo de nuestras fuerzas de seguridad. Mantendremos nuestro interés para colaborar con los afganos, los paquistaníes y otros, para lidiar con los restos de las actividades terroristas en la zona", dijo el presidente.

Algunos críticos han cuestionado las fechas establecidas para el retiro de las tropas y la reciente orden de Obama de enviar 30.000 efectivos adicionales a Afganistán, que se sumarán a los 68.000 ya desplegados en territorio afgano. El presidente manifestó que no deben confundirse sus intenciones.

"A partir de julio de 2011 comenzaremos esa transición, la transferencia de la responsabilidad. El ritmo con el que se logrará esto, la medida de la disminución y las tácticas con las que ocurra, todo eso dependerá de las condiciones del momento", añadió Obama, que aclaró que será igual a como se dio la "vigilancia constante de la situación" en Irak.

Según un sondeo del diario The New York Times y la cadena CBS difundido ayer, el 51% de los estadounidenses apoya el envío adicional de tropas a Afganistán, frente a un 43% que se opone.

Cerca de seis de cada 10 de los encuestados indicaron que no quieren que las tropas estadounidenses permanezcan en Afganistán más de dos años, cifra que incluye a un 32% que cree que los soldados deberían salir en un plazo de un año.

Además, un 48% de los encuestados apoyó la gestión de la guerra en Afganistán. El trabajo también destaca la polarización de los estadounidenses en torno al conflicto bélico: los republicanos e independientes apoyan la escalada del conflicto, mientras que los demócratas se mostraron reacios al envío de más tropas.

Obama fue acusado ayer de "cínico" por el líder cubano Fidel Castro, por aceptar el Nobel de la Paz cuando se aprestaba a decidir el envío de más soldados a Afganistán.

Comentá la nota