Retiro de Jueces: se viene la ley

Tras intensa seguidilla de idas y vueltas, una alta fuente del Ejecutivo aseguró que en los próximos 15 días será enviado a la Legislatura el proyecto de ley que elimina el tope jubilatorio para los jueces y les permite irse con el 82 por ciento.
Y como se da por descontado que será aprobada, se espera un retiro masivo de magistrados y un proceso inédito de renovación. La iniciativa estuvo demorada y en duda hace poco, debido a molestias del gobernador con el Poder Judicial. Pero ahora, en Paula y Libertador, afirmaron que está encaminada definitivamente y que no hay marcha atrás. Los jueces tendrán que pagar una diferencia de aportes y el Estado de contribuciones y se hablan de que tendrán 30 cuotas para hacerlo.

El proyecto aprueba el convenio que la provincia firmó con la ANSES en 2008 habilitando el retiro con el 82 por ciento, que es la base para producir un recambio histórico de jueces, fiscales y funcionarios judiciales. Sucede que con el tope jubilatorio de 3.500 pesos que se fijó en la era menemista y que aún está vigente, los que están en condiciones de jubilarse no quieren hacerlo porque no les conviene económicamente -ganarían mucho menos-.

Ahora, con la eliminación del tope y la implementación del 82 por ciento, los magistrados ya no podrán invocar razones económicas y se espera que la mayoría de los que cumplen con los requisitos para irse, lo hagan en forma inmediata. Sin embargo, haciendo uso del principio de inamovilidad que les da la Constitución, hay algunos que por lo bajo ya han anticipado que seguirán en su cargo (Ver página 3).

Justamente, mientras crecen los cuestionamientos al Poder Judicial por la morosidad en causas, la resistencia de algunos jueces por dejar el sillón generó vacilaciones en José Luis Gioja. A principios de este mes, en la vieja casona de Paula y Libertador advirtieron que no estaba seguro de si valía la pena impulsar la ley, ya que no se va a conseguir el objetivo de renovar la totalidad de la magistratura que está envejecida.

Apenas trascendieron las dudas de Gioja, la Corte de Justicia hizo contacto. Se sabe que hablaron del tema, pero nadie pudo saber exactamente qué dijeron.

Lo cierto es que, días después de esa charla, una alta fuente del Ejecutivo habló en off con tono de definición: aseguró que el proyecto ingresará al palacio legislativo la próxima semana o la otra. Y en cuanto a la resistencia de los que no se quieren ir, sostuvo que no hay forma de obligarlos a pasar a retiro, porque la norma sería declarada inconstitucional.

Para irse con más plata, los jueces tendrán que meterse la mano al bolsillo. Aportaban a la ANSES en función de los 3.500 pesos y ahora, no les quedará otra que hacer frente a la diferencia que hay con lo que deberían haber pagado todos estos años para jubilarse con el 82 por ciento. Lo mismo tendrá que hacer el Estado provincial como patronal con las contribuciones.

El pago adicional a la ANSES se había convertido en un obstáculo. En Tribunales calculan que cada juez debe poner entre 50 mil y 250 mil pesos y aseguran que no tienen dinero suficiente. Por eso, con gestiones de Gioja mediante, fuentes calificadas dijeron oportunamente que la ANSES aceptó que cancelen el monto en unas 36 cuotas. Lo que implica también un respiro para el Estado, ya que podrá hacer uso del mismo plan de pago.

Los trámites para acceder al nuevo régimen estarán en la reglamentación de la ley, que están en su última etapa de elaboración. En el Ejecutivo contaron que todos los trámites de canalizarán a través de una oficina que se creará al sólo efecto de receptar documentación y ser el nexo con la ANSES. A partir de la reglamentación, los jueces tendrán 90 días para adherir el nuevo régimen, lo que no implica que se vayan a ir ya.

Comentá la nota