El retiro del fiscal Gallo genera otra vacante

En 2003 había asumido como titular de la fiscalía Anticorrupción en reemplazo del actual legislador Jerez. A partir de febrero, serán 26 los despachos sin titular en el Poder Judicial.
Una nueva vacante se producirá en la Justicia desde febrero. El Ejecutivo aceptó formalmente la renuncia presentada por el fiscal en lo Penal de Instrucción de la I Nominación del Centro Judicial de la Capital, Pedro Ramón Gallo, para acogerse a la jubilación especial del 82% móvil.

Gallo tiene 62 años. En 1992 fue nombrado defensor oficial penal tras la intervención federal a la Provincia, y en 1995 asumió como fiscal en reemplazo de Eudoro Albo. Antes, durante 20 años, había sido abogado fiscal del Tribunal de Cuentas; también es docente en Derecho Romano II de la Facultad de Derecho de la UNT.

En abril de 2003 fue designado fiscal anticorrupción tras la renuncia del actual legislador Esteban Jerez. Con el cambio, se desaceleró la cantidad de causas que se tramitan en ese despacho.

Cuando se efectivice su renuncia, desde febrero serán 26 las vacantes en los tribunales por destituciones, fallecimientos, ascensos o dimisiones producidas desde mayo de 2004 (cuando quedó vacío el juzgado en lo Correccional de Concepción) y nunca cubiertas. Al listado hay que sumar la licencia por enfermedad del juez en Familia y Sucesiones de la VII Nominación, Ernesto Gastaminza, quien tramita su jubilación y fue autorizado por la Corte a no volver a su oficina.

La cobertura normal y definitiva de esos cargos no se puede concretar pues lo impide el fallo de la Corte que objetó el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) en la causa iniciada por el Colegio de Abogados, actualmente en revisión en el máximo tribunal de la Nación. Por este motivo, el Poder Ejecutivo impulsó la Ley 8.136, que habilita el proceso de designación de jueces subrogantes sin exigir un concurso previo para determinar su aptitud. La aplicación de esta norma fue suspendida por el camarista en lo Contencioso Administrativo, Rodolfo Novillo, a pedido del Colegio de Abogados del Sur y de los letrados Guillermo Avila Carbajal y Félix R. de la Peña, por entender que debe evaluarse de algún modo a los postulantes a la Justicia según las disposiciones de la reforma de la Carta Magna de 2006 que no están cuestionadas.

Además, hay otros 14 cargos creados por distintas leyes y nunca cubiertos. La designación de jueces subrogantes de esos despachos fue aprobada por la Legislatura en diciembre pasado (en una modificación de la Ley 8.136), pero esta nueva norma no fue publicada hasta el momento en el Boletín Oficial . Por ello, no completó su trámite de puesta en vigencia.

Comentá la nota