Se retiraron ocupantes de los asentamientos al oeste de la ciudad

La Policía los intimó y decidieron retirar sus pertenencias a la espera de un lote prometido por el Gobierno.

"Villa Asunción", "El Cambio" y "La Ponderosa" se habían formado hace varios días.

Con el compromiso de un análisis individual de cada situación y la posibilidad de ser incluidos en el plan "Comunidad Organizada" que lanzó la provincia en el marco de la emergencia habitacional, centenares de familias decidieron ayer levantar sus pertenencias de los terrenos donde se habían asentado en forma irregular desde hacía varios días, al oeste de la ciudad.

Los asentamientos bautizados como "Villa Asunción", "El Cambio" y "La Ponderosa" contenían a unas 1000 familias que fueron ubicándose en sugestivas ocupaciones de tierras privadas, que se dieron en pocas semanas.

Ayer, tras la intimación de la Policía -previa a la orden de desalojo de la jueza Mónica Faber- los vecinos decidieron levantar sus pertenencias, no sin antes dejar sus datos en un censo, mediante el cual se analizará la situación individual de cada familia para ser incluida en la emergencia habitacional decretada hace unos días por el gobierno provincial.

Al respecto el ministro de Seguridad y Justicia Pablo Kosiner calificó como positiva la actitud de la gente que formó parte del diálogo entre efectivos de Seguridad, Policía y Tierra y Habitat "que trabajaron como verdaderos operadores sociales para llegar a una solución al conflicto".

Posteriormente a este diálogo, los vecinos comenzaron a levantar sus pertenencias, en su mayoría carpas y techos de lona, y a última hora de ayer tarde los efectivos ayudaban a la gente a trasladar sus cosas.

"Se entendió que la vía institucional es la mejor y es la mecánica ideal para este tipo de problemas. Se dejó en claro también que el objetivo es la preservación de los espacios públicos y el respeto a la propiedad privada", afirmó Kosiner.

Terrenos de la Nación

Kosiner adelantó que se avanza a través de acuerdos con funcionarios nacionales, en el reordenamiento de terrenos en Salta que pertenecen a la Nación, con el fin de que sean incorporados al plan de emergencia y puedan ser loteados para su posterior entrega a las familias que más lo necesitan.

"La ocupación irregular de los terrenos, colocaba a las familias asentadas en una posición difícil ya que es requisito indispensable para acceder a la emergencia habitacional, no estar en categoría de usurpador" aseguró Kosiner. El ministro sostuvo que el compromiso con la gente que desocupó los terrenos es analizar cada caso para posibilitar la adjudicación de un terreno dentro del programa de emergencia habitacional.

Consultado acerca de dónde podrían estar ubicados los terrenos que la provincia destinará para la emergencia habitacional, Kosiner evitó dar precisiones para no alertar "maniobras especulativas políticas e inmobiliarias", pero señaló que para el caso, el asentamiento denominado "La Ponderosa" estaba planificada la urbanización y las delimitaciones de lo que es tierra fiscal y privada. "Hace falta ordenar y seleccionar a las personas que realmente están mas necesitadas" aseguró.

Convenio con Nación

La Provincia y la Comisión Nacional de Tierra y Hábitat Social "Padre Carlos Mujica" firmaron un convenio para poner en marcha un proyecto integral a través del cual se trabajará para brindar soluciones habitacionales. El acuerdo propicia la asistencia mutua y la ejecución de actividades conjuntas desde un abordaje territorial integral, en todos los asuntos relacionados con la tierra, la vivienda y el hábitat social en todo el territorio provincial.

El documento fue rubricado ayer por el ministro de Justicia, Pablo Kosiner, y el titular de la Comisión Nacional, Rubén Pascolini, entre otros funcionarios provinciales y municipales. El área que encabeza Pascolini depende de la Jefatura de Gabinete del gobierno central.

"Este convenio ratifica la decisión del Gobernador (Juan Manuel Urtubey) de trabajar en el ordenamiento territorial, lo que irá acompañado del desarrollo de otro tipo de actividades -como capacitación- para que el terreno sea aprovechado en forma productiva", dijo el ministro de Justicia, Pablo Kosiner.

El miércoles pasado Urtubey declaró la emergencia habitacional, creó el programa Comunidad Organizada y anunció que, a partir de un trabajo de reordenamiento conjunto con los municipios, hasta junio de 2009 se entregarán 3.000 lotes a salteños que no tienen propiedades para levantar sus casas, siempre y cuando esos tierras cuenten con factibilidad para la instalación de todos los servicios. Ese paquete de medidas oficiales fue puesto en marcha ante la proliferación de asentamientos ilegales en distintos puntos de la provincia.

Al respecto, Pascolini ratificó que "esta acción acompaña la iniciativa del gobierno provincial ya que el Estado tiene que intermediar, haciéndose cargo del dominio, medio ambiente, obras de infraestructura y todo lo relacionado al hábitat, modificando varios años de ausencia gubernamental".

La Secretaría de Derechos Humanos de Salta se convertirá en la unidad ejecutora de este acuerdo y en su seno funcionará una comisión de trabajo que articulará, entre los distintos organismos, las acciones que se programen.

Comentá la nota