Retienen depósitos en Provincia a cuenta del pago de Ingresos Brutos

Retienen depósitos en Provincia a cuenta del pago de Ingresos Brutos
No incluye sueldos, jubilaciones ni venta de autos o de propiedades.
A partir de hoy, unos 2 millones de contribuyentes de la provincia de Buenos Aires van a sufrir una retención compulsiva en sus cuentas bancarias que registren un movimiento superior a los 1.000 pesos mensuales.

La quita -del 0,5% sobre los depósitos- es en concepto de pago a cuenta de Ingresos Brutos, impuesto que el gobierno de Daniel Scioli entiende que esas personas deberían pagar porque las cuentas bancarias registran movimientos superiores a sus ingresos declarados.

La medida fue dispuesta en la normativa 014/09 de la Agencia de Recaudación provincial (ARBA), que conduce Santiago Montoya. Y es parte de la segunda fase del Plan Anticrisis que el organismo anunció hace tres semanas, para evitar que decaigan las cuentas fiscales por efecto de la crisis.

Con la puesta en funcionamiento de este sistema -que provee información sobre los ingresos (en pesos o dólares) formalizados a través del circuito bancario- se incorporan al padrón de Ingresos Brutos 586.000 potenciales contribuyentes que no estaban tributando (cuentapropistas, gente que vive de alquileres o patrones, entre otros) y unos 1,9 millones de asalariados no formales, según las previsiones del organismo.

Algunas operaciones están exentas de pagar esta retención, por ejemplo, los depósitos de sueldos en relación de dependencia, jubilaciones, pensiones y reintegro de IVA por compras con tarjetas, entre otras.

En el caso de que el contribuyente considere que no debe pagar la retención (por ejemplo si se le acredita dinero por la venta de una propiedad o de un auto) debe presentar un reclamo en ARBA y la documentación que acredite el origen de los importes recibidos. En ese caso, le anularán las retenciones y le devolverán el dinero en el lapso de un mes, aseguró ayer Montoya.

Si la persona no hace un reclamo, a los seis meses la retención subirá al 3% de los depósitos.

Ingresos Brutos es la principal fuente de ingresos de la provincia. Representa el 80% de los ingresos propios, con una recaudación de $ 18.000 millones anuales. Ahora, con el nuevo "Sistema de Monitoreo de Movimientos Bancarios Discordantes", ARBA estima embolsar, otros $ 900 millones en lo que resta del año. Y poder cumplir con la meta de recaudación para 2009, estimada en $ 21.980 millones. No obstante, el organismo también calcula que deberá devolver a los contribuyentes aproximadamente un 5% de retenciones cobradas en forma indebida.

Según Montoya, este sistema va a permitir "equilibrar la presión fiscal entre sectores sociales", aquellos que pagan muchos impuestos versus otros que no lo hacen. "Esta es una manera de combatir la marginalidad ya que permitirá descubrir a grandes evasores encubiertos en pequeñas organizaciones", enfatizó el funcionario rodeado de colaboradores.

Respecto de un posible "corrimiento" de los depósitos bancarios hacia otros circuitos financieros, a causa de esta medida, el funcionario no evidenció mayor preocupación: "Tenemos cientos de inspectores en casas de cambio y cuevas financieras. Los estamos esperando", dijo refiriéndose a los potenciales evasores.

Comentá la nota