Retenciones: el Gobierno negocia el voto de aliados

"Biolcati dice que va a manejar los tiempos del Congreso, nosotros no vamos a permitir esa prepotencia". Con esa frase, un diputado aliado al kirchnerismo argumentó la postura favorable al Gobierno por mera oposición al titular de la Sociedad Rural -y referente simbólico para criticar a la Mesa de Enlace-, más que por apoyo genuino al Gobierno. "Podemos decir lo mismo que Buzzi: no nos une el amor, sino el espanto", agregó.
Mientras la Cámara Baja volvió a sesionar después de más de dos meses, se mantuvieron las conversaciones por las 1.901 leyes y las facultades delegadas que vencen el 24 de agosto, entre ellas las que autorizan al Poder Ejecutivo a fijar los derechos de exportación. Los principales diputados kirchneristas mantuvieron los contactos con unos 21 diputados de centroizquierda. Con ellos acuerdan en mantener la fijación de retenciones en manos del Gobierno y discutir en el futuro eventuales cambios. Son diez del SI, Proyecto Sur, socialistas K, Libres del Sur y el Frente Cívico del gobernador santiagueño Gerardo Zamora, una de las patas del radicalismo K.

"La Constitución permite aprobar facultades para el Ejecutivo, siempre que estén acotados el tiempo y la materia", aseguró Eduardo Macaluse, aunque el interbloque de diez diputados que integra con Claudio Lozano no aprobará el proyecto impulsado por el kircherismo tal cual está. Básicamente, exige tres cuestiones para acompañarlo: que se acote la prórroga de un año a cuatro o seis meses, que se precise con claridad las delegaciones legislativas que se mantendrán en pie y que los decretos de necesidad y urgencia requieran la aprobación explícita del Congreso.

A diferencia del radicalismo, la Coalición Cívica, el PRO y el peronismo disidente, que insisten en rechazar la prórroga de facultades con el foco en los derechos de exportación, el grupo de centroizquierda muestra una posición inversa: que esa cuestión se mantenga de ese modo y revisar el resto de las facultades delegadas. "No se le puede privar al Gobierno el manejo de la política de comercio internacional", dijo Carlos Raimundi, del SI. "La capacidad de fijar derechos de exportación debe delegarse en el Ejecutivo", coincidió Lozano.

El bloque Encuentro Popular, que inrtegran Ariel Basteiro, Jorge Rivas, Vilma Ibarra, Victoria Donda y Cecilia Merchán, también se pronunció a favor de una prórroga para los derechos de exportación, con la exigencia de revisar el resto de las leyes para definir cuáles se mantienen y cuáles no.

El grupo de radicales K que responde a Silvia Vázquez (FORJA), en cambio, plantea discutir una baja de retenciones y equilibrar las cuentas fiscales a partir de gravar la renta financiera y la herencia.

El oficialismo, necesitado de apoyo para llegar con posibilidades a la votación considera los pedidos. El martes próximo se reúne la Comisión de Asuntos Constitucionales, en la que debe haber dictamen para que al otrod ía se vote en el recinto, con el tiempo justo para que pase al Senado y se apruebe antes del 24 de agosto, fecha de vencimiento de la última prórroga de las facultades delegadas.

Comentá la nota