Retenciones: la Coviar propuso que el 2,5% vaya a integrar productores

Retenciones: la Coviar propuso que el 2,5% vaya a integrar productores
Según sus cálculos, el impacto de la quita en el precio de la uva sería mínimo. Por eso plantea que con el recorte de casi U$S 20 millones, más de mil vitivinicultores podrían asociarse por año y tener una renta estable.
Casi como una alegoría del comienzo de clases, el lunes a última hora, entre los directivos de las principales entidades que la semana pasada habían estado en Buenos Aires, se respiraba la satisfacción de haber "hecho los deberes".

Es que antes del plazo convenido (martes 3), ya habían enviado a la ministra de Producción, Débora Giorgi, su propuesta sobre cómo beneficiar a los productores primarios con el recupero de los fondos en caso de concretarse la reducción, tantas veces prometida, de retenciones del 5 al 2,5%, aunque convinieron en que no sea directamente para los bolsillos sino a través de un programa de integración que beneficie, dicen, a mil pequeños productores por año.

Es que, de acuerdo a los cálculos de la industria, trasladar los algo más de U$S 20 millones que significa el recorte sobre los números de exportaciones vitivinícolas 2008 (cercanas a los U$S 800 millones entre vinos y mosto), la condición impuesta por el Gobierno nacional, no tendría una incidencia significativa en la ganancia neta de los productores.

Analizan que tanto los actuales $ 0,55 fijados como referencia para el valor de la uva como los $ 0,85 en el caso del litro de vino, en virtud de los volúmenes que se manejan en el mercado, apenas podrían moverse $ 0,015 finales.

De ahí que el paper de la Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina) que llegó al despacho de la ministra el lunes haya contenido una contrapropuesta.

Allí se precisa otro destino para el 2,5% en cuestión: reforzar el financiamiento del programa de pequeños productores que ya cuenta con un crédito del BID por U$S 50 millones, para incrementar el número de productores a un esquema asociativo con las empresas en contratos a largo plazo que les asegure una renta estable.

"De esa forma se sumarían unos mil productores más por año, a los 1.800 que se prevé puedan trabajar integrados a 70 empresas dentro del programa", puntualizó José Molina, presidente de la Coviar.

Una alternativa pasa por repartir los fondos reasignados con la promoción del mercado interno a través del Fondo Vitivinícola. Para Sergio Villanueva, gerente de la UVA, "establecimos que era muy difícil determinar un mecanismo que asegurara un mejor precio. Queremos ser sinceros en cuanto a la situación actual, por lo que si hay una negativa nos volveremos a reunir para tratar el tema".

Antes deberá evaluarlo también el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi. Mientras tanto, en la industria subsisten los reclamos en busca de una solución a las demoras en la liquidación de los reintegros y la devolución del IVA a las exportaciones.

Aún así, hay expectativas de que se formulen anuncios antes de los actos vendimiales del sábado 7. Incluso algunos especulan con que lleguen a la hora de los discursos durante el agasajo del mediodía que organiza Bodegas de Argentina y que sea la misma Cristina Fernández de Kirchner la que los haga.

Nuevo petitorio

Por su parte, un sector de la actividad primaria mendocina elaboró un petitorio de 16 puntos tendientes a lograr medidas de alivio para el sector, con el propósito de elevarlo al Gobierno y también a los legisladores.

En él se destacan, entre otros pedidos: la declaración de "emergencia económica y laboral" para todos los productores primarios de Mendoza; la suspensión "inmediata" de juicios y ejecuciones contra los productores; la postergación de plazos para el pago de deudas por 3 años "sin punitorios ni multas" y, sobre todo, la solicitud de subsidio para solventar un 50% de los costos laborales de los productores y "del 100% de los nuevos empleados" hasta diciembre de 2010 en fincas, galpones de empaque y pequeñas bodegas. Además, exige la eliminación total de las retenciones y agilizar el recupero del IVA.

En nombre de la Mesa Agropecuaria de Mendoza, impulsada por la Sociedad Rural de Valle de Uco que preside Mario Leiva, la nota expone sus requerimientos como "lineamientos económicos solicitados desde la producción primaria para enfrentar la crisis".

Combina el reclamo de medidas coyunturales con planteos de mediano y largo plazo, como la implementación de un gasoil para el campo, un programa con facilidades a 10 años para la instalación de malla antigranizo e incentivos para la ganadería.

La nota de la Sociedad Rural, miembro del CAPA (Consejo Asesor Provincial Agropecuario) tampoco ahorra críticas al Gobierno. "Es incorrecto y absolutamente parcial tomar medidas cuando el productor vendió el producto o está encima de la cosecha; en este contexto de crisis no hace más que favorecer la concentración económica y expulsar a pequeños y medianos productores", consigna.

Comentá la nota