Resurgió la idea de un mega centro comercial

Hace unos 20 días ingresó al Departamento Legislativo un expediente donde la empresa Desarrollos Inmobiliarios S.A. solicita la autorización para iniciar una serie de obras de infraestructura.
El proyecto, que tiene una década de vida, contempla la instalación de una cadena de cine, de un hipermercado y de un paseo de compras. Varios ediles no están de acuerdo con el emprendimiento.

El proyecto parecía archivado. Después de una década de amagues todo hacía suponer que la idea de instalar un mega centro comercial había naufragado. Pero semanas atrás, desde el Departamento Ejecutivo enviaron al Concejo Deliberante una presentación realizada por la empresa Desarrollos Inmobiliarios de Luján S.A. La firma, encabezada por Eduardo Novillo Astrada, solicita autorización para iniciar una serie de obras de infraestructura relacionadas con el asfaltado de calles cercanas al terreno donde se proyecta construir el emprendimiento.

La iniciativa se hizo pública a fines de la década pasada. En ese momento se habló de un centro comercial de la cadena Village, presidida por Novillo Astrada, que estaría ubicado en un predio de 10 hectáreas entre la urbanización privada “La Concepción” y el barrio Juan XXIII.

En 2006, el mega proyecto volvió a ser noticia. En declaraciones al diario La Nación, Novillo Astrada adelantaba que el comienzo de la obra era un hecho. En ese momento se hablaba de la construcción de un complejo de cines con seis salas, un mall de compras con 52 locales, un restaurante y un hipermercado. En una segunda etapa, se preveía concretar un homecenter de 7000 metros cuadrados, dos tiendas de 7000 metros cuadrados y un segundo restaurante. En la tercera fase se incluía la ampliación del hipermercado, el mall, los cines, la construcción de otras dos tiendas, un gimnasio de 2500 metros cuadrados y un edificio de oficinas con 4 plantas de 1500 metros cada una. Todo con una inversión que rondaba los 14 millones de dólares.

En este nuevo capítulo de una propuesta que no cae nada simpática entre los comerciantes de la zona céntrica, el pedido alcanzado al Concejo establece la pavimentación de la calle Mario Bravo, desde la autopista del Oeste hasta la calle San Juan y otras obras de infraestructura. Así se plantea en un decreto firmado por Graciela Rosso, mediante el cual la jefa comunal pone a consideración de los concejales la autorización a la solicitud presentada por Desarrollos Inmobiliarios S.A.

Según consta en el decreto rubricado por Rosso, la factibilidad del proyecto fue otorgada por el Ministerio Agrario y de Producción el 3 de octubre pasado.

El jueves último, sin embargo, el Departamento Ejecutivo retiró el decreto que había presentado unos 20 días atrás. Durante el tiempo que permaneció en el Concejo, el expediente circuló por la comisión de Infraestructura, donde la mayoría de los ediles consideraron que el pedido superaba las competencias del cuerpo: “no entiendo por qué envían un pedido de autorización para asfaltar una calle”, dijo un concejal a este medio.

Roberto Monzón, del interbloque Frente Unión Vecinal, explicó a este bisemanario que la solicitud “es en realidad un permiso para empezar las obras. Para instalarse ahí se comprometieron a asfaltar las calles que acceden al complejo. Esto es un principio de obra”.

Sobre los efectos económicos que podría generar un emprendimiento de estas características, el edil opinó que “esto va a ser un golpe duro para el comercio local. Hasta un complejo de cine estaría fenómeno, pero con este proyecto también viene un hipermercado y un paseo de compras. Creo que no hace falta un hipermercado más en Luján. La Provincia puede decir que sí, pero si el Concejo Deliberante no lo autoriza no hay proyecto. Personalmente no estoy de acuerdo”.

De concretarse, el mega centro comercial podría generar un impacto negativo en el comercio local. En este sentido, la presidenta del Centro Comercial Luján, Ana Perna, expresó que “si es un mega proyecto puede perjudicar gravemente el funcionamiento del centro comercial a cielo abierto”.

De cualquier manera, Perna admitió no estar al tanto de los últimos movimientos realizados por Desarrollos Inmobiliarios de Luján: “El martes tuvimos una reunión con la Secretaría de Producción y Desarrollo y no se habló del tema. Cada vez que se va a iniciar un loteo es cuando se reflota el tema. Si eso está todo en regla mucho no podemos hacer”.

“Como gustarnos no nos gustaría a nadie, pero de ahí en más hay que ver qué se puede hacer. Creo que cada dos años tienen que pagar un canon para mantener abierto el expediente. Sabemos que años anteriores lo hicieron”, agregó Perna.

Comentá la nota