Resurge la posibilidad de un nuevo Petrom para cubrir el déficit

Resurge la posibilidad de un nuevo Petrom para cubrir el déficit
Cobistas y radicales estarían dispuestos a dar su apoyo, pero no el PD. Es una de las opciones que analiza el Ejecutivo.
Hasta que, la semana próxima, el Ejecutivo no envíe el proyecto de ley para cubrir el déficit que tendrá el presupuesto de este año, no habrá certezas de lo que el Gobierno finalmente hará.

Sin embargo, en la reunión que ayer mantuvieron los diputados con el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, una de las posibilidades que se barajaron fue crear una cuasi moneda como la que se emitió en la provincia durante la crisis de 2001.

El virtual visto bueno por parte de cobistas y radicales podría impulsar al Gobernador al lanzamiento de letras de tesorería de corto plazo que, en su momento, se conocieron, en su versión mendocina, como Petrom, a pesar del rechazo que las mismas podrían generar en la sociedad.

Es que la proyección de un déficit de unos $500 millones para este año y la estimación de un faltante algo superior para 2010 es una de las preocupaciones que el Ejecutivo necesita resolver con urgencia y para lo que ayer dijo aceptar sugerencias por parte de los legisladores.

Durante su exposición, Cerroni mostró los números gruesos de la Provincia así como las proyecciones. Además, dio un pantallazo de lo que puede ser el año que viene en el peor escenario posible.

Aunque se espera encarar la solución del déficit con más de una herramienta, la colocación de títulos públicos, los préstamos de otros organismos, las letras de tesorería y la creación de fondos fiduciarios fueron presentadas como las principales opciones de financiamiento.

En este sentido, el ministro aclaró que los menos convenientes son los créditos de organismos internacionales debido a que compromete las regalías, son más caros y más larga en el tiempo. Para la emisión de bonos, en tanto, prácticamente no habría tiempo ya que es un trámite que no dura menos de tres meses, a menos que se implemente gracias a un crédito puente.

Por este motivo, las opciones que quedaron más firmes fueron las letras y los fondos fiduciarios. El principal problema de las primeras es que, cuando se usaron en 2001, la Nación (con los Lecop) tomó la delantera y -por consiguiente- respaldó acciones similares de las provincias. Ahora, sería una iniciativa de Mendoza que puede influir negativamente en la opinión pública.

"Yo no descartaría la implementación de letras porque, en los distintos escenarios, es la herramienta financiera menos costosa", advirtió Liliana Vietti, radical e integrante de la Comisión de Hacienda. Para la diputada -con quien estaría de acuerdo toda su bancada- la emisión de cuasi monedas brinda autonomía en las decisiones.

Además, cree que es una herramienta que también alivianará el ejercicio del año próximo -también deficitario- en lugar de sumarle una nueva deuda.

"De todas maneras, hemos pedido dos días de análisis y mayores precisiones con respecto a lo que se consigna como otras fuentes de financiamiento para llegar a un déficit no mayor a $500 millones", agregó la legisladora, quien destacó la importancia de la reprogramación de deudas y posibles condonaciones financieras por parte del Gobierno nacional; algo que está enunciado como posibilidad en el presupuesto nacional.

Alexandre Maza, diputado cobista, también se manifestó de acuerdo con la posible implementación de una cuasi moneda aunque dijo estar preocupado por el aumento del gasto y del endeudamiento de este gobierno. En contraposición, el PD anticipó que no van a avalar la emisión de letras.

"Hay que insistir para que la Nación financie el déficit", sostuvo Alberto Sánchez. El demócrata expresó que el Gobierno "no sabe qué hacer ya que nos piden a nosotros que recomendemos alternativas".

Comentá la nota