Resumen de las encuestas.

Finalmente hubo consensos entre los estudios y los pronósticos parecen estables. Se perderán mayorías o no, pero todo indica que hoy no habrá ningún cambio de real magnitud. La intriga será por cuánta diferencia se darán los resultados.
Finalmente fueron once los encuestadores que se pronunciaron pronosticando la elección de provincia de Buenos Aires. Siete de esos estudios ponen a Néstor Kirchner/Daniel Scioli adelante –seis de los siete trabajos dan ventajas de más de cuatro puntos y uno les da hasta ocho–, mientras que hay cuatro encuestadores que ven a Francisco de Narváez/Felipe Solá con rangos de ventaja muy estrechos: el que le otorga mayor luz, Poliarquía, sitúa la diferencia en 2,5 puntos, o sea dentro del campo del empate técnico. En la Capital Federal, los trabajos conocidos fueron también once: todos dan ganadora a Gabriela Michetti y nueve de las once encuestas ubican a Fernando "Pino" Solanas en el segundo lugar. La mayoría de los sondeos pronostica que Alfonso Prat Gay será tercero y Carlos Heller, cuarto.

La campaña de 2009 puso, como nunca, a las encuestas en el centro del escenario. Se produjeron enormes polémicas y el final muestra a los consultores con discrepancias de magnitud, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Uno de los centros de polémica es el conurbano bonaerense: los cuatro encuestadores que tienen a Francisco de Narváez en el primer lugar afirman que Unión-PRO pierde por muy poca diferencia en el Gran Buenos Aires y teniendo en cuenta que el Frente para la Victoria perdería en el interior bonaerense, que representa sólo un tercio del total de votantes, la balanza se inclinaría a favor de De Narváez-Solá. La visión de los siete consultores que tienen arriba a Kirchner-Solá es muy opuesta: afirman que hay seis, siete y hasta diez puntos de ventaja para el FPV en el Gran Buenos Aires, especialmente en el segundo cordón, y esa diferencia se hace descontable en el interior bonaerense, donde la ventaja es para De Narváez.

Los diagnósticos bonaerenses son los siguientes:

- Manuel Mora y Araujo, de Ipsos-Mora y Araujo: Sostiene que Kirchner–Scioli aventajan a De Narváez-Solá por cuatro puntos.

- Roberto Bacman, de CEOP: Estableció una diferencia de 6,3 puntos a favor del Frente para la Victoria, con la fórmula Stolbizer-Alfonsín obteniendo un 20 por ciento de los votos.

- Analía Del Franco, de Analogías: Le dio una ventaja de 4,9 a Kirchner-Scioli.

- Hugo Haime, de Haime y Asociados: También registra una diferencia de cuatro puntos a favor del binomio del Frente para la Victoria.

- Artemio López, de Equis: El margen es de 5,1 puntos, también a favor de Kirchner-Scioli.

- Doris Capurro, de Ibarómetro: Es la que tiene mayores diferencias a favor del FPV. En su último trabajo, le otorga 7,6 puntos de ventaja.

- Ricardo Rouvier y Asociados: También es de los encuestadores que ven una luz más bien nítida. Según Rouvier, Kirchner-Scioli se impondrían a De Narváez-Solá por 5,7 puntos.

- Opinión Autenticada: Aunque le da una leve ventaja de 1,8 punto al FPV, está claro que en términos estadísticos se trata de un empate técnico. Más aún, OA registra una ventaja de De Narváez entre los indecisos, lo que equilibraría las cosas en esa encuesta.

- Poliarquía: En la encuesta final, publicada por La Nación, afirma que De Narváez-Solá se impone a Kirchner-Scioli por 2,5 puntos. Este estudio también marcaría un empate técnico, pero lo cierto es que Poliarquía registró ventajas del candidato de Unión-PRO en las tres encuestas que publicó.

- Isonomía: En la misma línea, también muestra dos puntos a favor de De Narváez-Solá. Se trata de otro trabajo que habla de empate técnico.

- Giacobbe y Asociados: Para esta consultora, la diferencia es mínima, menos de un punto: 0,9 a favor de De Narváez-Solá. Entra nítidamente en el campo del empate técnico.

- Management & Fit: También le otorga una leve ventaja a De Narváez-Solá: 1,9 punto.

Como se ve, las discrepancias entre los encuestadores son bastante pronunciadas. Sin dudas, el punto nodal es la percepción del voto en el conurbano bonaerense. Allí las diferencias entre unas y otras consultoras son decisivas. No sólo juegan los tamaños de las muestras, sino también el peso que puedan tener las llamadas candidaturas testimoniales, o sea la presencia de los intendentes o referentes locales en las listas. Existe, además, un fenómeno difícil de percibir en las encuestas: el corte de boleta. No sólo qué porcentaje de ciudadanos van a cortar sino también a qué le darán prioridad, si a la elección de diputados nacionales o la de concejales.

En la Capital Federal los desacuerdos son mucho menores. Las once encuestas conocidas –OPSM, CEOP, Hugo Haime, Analogías, Poliarquía, Equis, Julio Aurelio, Ricardo Rouvier, Ibarómetro, Isonomía y Management & Fit– colocan a Gabriela Michetti, de Unión-PRO, al frente de los diagnósticos. En promedio, le adjudican un 35 por ciento de la intención de voto. Para nueve de las once consultoras, el segundo puesto será para Fernando "Pino" Solanas. Isonomía y Management & Fit sostienen en su trabajo que el segundo será Alfonso Prat Gay, aunque por estrecho margen.

Un punto fundamental de las performances de Solanas y Prat Gay será los porcentajes que obtengan. Si el Acuerdo Cívico y Social no consigue superar la barrera del 15 por ciento, difícilmente consiga las tres bancas a las que aspira, incluyendo la de Elisa Carrió, que ocupa el tercer lugar en la lista. En el caso de Solanas, si rebasa el 20 por ciento podría conseguir hasta cuatro diputados. Carlos Heller, ubicado entre los 12 y los 16 puntos puede llegar a hacer una muy buena elección: todo indica que tiene dos diputados asegurados y hasta aspiraría a un tercero si da el batacazo.

En el Interior, el mayor interrogante está puesto en Santa Fe. Allí hay encuestas que se contraponen nítidamente. Algunos trabajos afirman que Rubén Giustiniani tiene ventaja sobre Carlos Reutemann, mientras que otros sondeos afirman que el Lole derrotará al socialista.

Más allá de todas las polémicas, las encuestas coinciden en que el Frente para la Victoria seguirá siendo la primera fuerza nacional; parece claro que perderá bancas en Diputados y Senadores, al mismo tiempo no se producirá un vuelco de magnitud en ninguna de las dos cámaras.

Comentá la nota