Por los resultados de Catamarca, en Tucumán provincializarán la elección de octubre.

El kirchnerismo tucumano analiza, tras la derrota sufrida en Catamarca, darle una mística local a la elección parlamentaria provincial, que irá conjuntamente con las nacionales, y donde en la vecina provincia se elegirán 7 representantes al Congreso (3 senadores nacionales y 4 diputados).
La iniciadora de la idea es la primera dama tucumana, Beatriz Rojkés de Alperovich, quien a la vez es presidente del PJ local. Pese a que su posición no es compartida por algunos caciques del justicialismo tucumano, como la legisladora Stella Maris Córdoba, que propuso "nacionalizar" los comicios en defensa de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Sergio Mansilla, presidente subrogante de la Legislatura, aseguró que es inevitable realizar campaña en base a la gestión del gobernador José Alperovich a pesar de que estarán en juego cuatro bancas a la Cámara de Diputados de la Nación y tres al Senado.

La polémica quedó instalada en Tucumán y la diputada nacional Stella Maris Córdoba se encargó de reavivarla al lanzar su candidatura a senadora nacional.

De cara a las elecciones de octubre, ¿cuál es la mejor estrategia para asegurar el triunfo? Córdoba dijo que cuando se habla de “provincializar” los comicios en los cuales se renovarán cuatro bancas a diputados nacionales y tres a senadores, en realidad se está negando la gestión de Cristina Fernández de Kirchner como presidenta y de Néstor Kirchner como máximo referente del Justicialismo.

Beatriz Rojkés de Alperovich fue la primera en lanzar la posibilidad de ligar las elecciones a la gestión del gobernador José Alperovich evitando los peligrosos vericuetos del escenario político nacional.

Sergio Mansilla, presidente subrogante de la Legislatura y a cargo del Poder Ejecutivo de manera interna, adhirió a la teoría de la esposa del primer mandatario. Mansilla es un hombre de importancia a la hora del armado electoral con lo cual se opinión es relevante.

“Nosotros vamos a hacer campaña poniendo el acento en el gobierno de Alperovich”, explicó el parlamentario quien para salir del brete dijo que esto no es “ni provincializar ni nacionalizar”. Con este esquema, la lógica del oficialismo local parece impecable sobre todo frente a una oposición vacilante que todavía no definió se qué manera afrontará el desafío electoral.

La derrota del justicialismo en Catamarca a manos del Frente Cívico de Eduardo Brizuela del Moral es una lección que los políticos tucumanos siguieron de cerca. Allí se involucró directamente el ex presidente Néstor Kirchner, pero ni su presencia fue suficiente para evitar una dura caída, sostienen.

El diputado nacional Gerónimo Vargas Aignasse defendió la presencia de Kirchner. “Néstor Kirchner es presidente del PJ y estará en todas las provincias donde haya elecciones y el PJ participe”, remarcó el legislador nacional, quien dijo que de ninguna manera se trató de un error político.

Comentá la nota