Restringirán el agua a 6 mil familias: 25 litros por persona

Son los usuarios que tienen capacidad de pago pero mantienen deuda con el Emos. Si no responden a la última intimación, se quedarán con sólo 100 litros por día. Únicamente se salvarán los departamentos

Todos los días, las asistentes sociales del Emos salen con carpetas bajo el brazo y van hasta las viviendas de los morosos crónicos. Comprueban cómo viven esos usuarios que no pagan el agua. Y sacan fotos para tener pruebas de que el 75 por ciento está al día con servicios más caros como el cable, internet o la telefonía celular. En realidad, están preparando el terreno para comenzar a restringir el servicio ni bien el Concejo Deliberante apruebe el proyecto de ordenanza que ayer ingresó formalmente.

Las cifras que maneja el directorio del Emos señalan que entre 6 mil y 7 mil usuarios del servicio de agua y cloacas no pagan aunque están en condiciones de hacerlo. Ese universo de familias sufrirá -si desoyen las últimas intimaciones que les enviará el ente municipal- una restricción en el servicio que las dejará sólo con lo indispensable para sobrevivir.

"La Organización Mundial de la Salud establece que el mínimo por persona es de 25 litros. Nosotros, por lo tanto, vamos a tomar una medida estándar, que será de 100 litros por cada vivienda o comercio. Es decir, garantizamos una provisión para una familia tipo. Si viven menos personas, entonces, dispondrán de más agua", manifestó Osvaldo Patroni, director administrativo del Emos.

Una vez que sean seleccionadas las familias que recibirán la restricción del servicio, los técnicos del ente instalarán en la entrada del agua a la vivienda un regulador que no permitirá el paso de más de 100 litros por día.

Patroni aseguró que los usuarios tendrán todas las garantías para evitar la sanción. Además, dijo que se han tomado medidas para eliminar la posibilidad de cometer un error. "Estamos haciendo un relevamiento entre todos los que tienen deudas y que, a nuestro juicio, poseen capacidad de pago. Las asistentes sociales hacen estudios socioeconómicos y hasta tenemos fotografías como prueba", dijo el director del Emos.

Según explicó el funcionario, las restricciones no serán decididas automáticamente sino después de un análisis pormenorizado. La aplicación efectiva de la sanción será decidida solamente por el directorio, una vez que se hayan cumplido los pasos administrativos y que el usuario haya ignorado todas las intimaciones.

Una vez que la carpeta de un usuario llega a la etapa final y está a punto de procederse a la restricción de la provisión de agua, el moroso recibirá una última advertencia, que le da 72 horas para pagar la deuda o arreglar un plan de pagos.

"A lo que apuntamos es a eliminar ese 10 por ciento de usuarios que tiene capacidad de pago pero que elige no cumplir con el Emos. Pero, además, espera afianzar a quienes pagan al día: ellos van a saber que si no pagan, sufrirán la restricción", dijo Patroni.

Un motivo de discusión es a partir de qué momento un usuario debe ser castigado. El proyecto del Emos establece que la restricción podrá aplicarse cuando un cliente no pague dos cedulones consecutivos o discontinuos. Sin embargo, en el Concejo Deliberante hay dudas: consideran que es demasiado riguroso y el PJ pretende que el plazo se lleve a los seis meses.

El proyecto sería tratado y aprobado la semana próxima, junto con la creación de la Policía Tributaria.

Los únicos que se salvarán de la restricción serán quienes viven en departamentos: el Emos no tiene cómo restringir el agua a una familia sin afectar a todo el edificio.

Comentá la nota