Restricciones a la demanda industrial rionegrina.

Empresas del Alto Valle bajan el consumo de energía en horas pico. Es a pedido de EDERSA y sólo los días de altas temperaturas. En Neuquén no hay reducciones porque no lo consideran necesario.
Las industrias alimenticias del Alto Valle rionegrino y el resto de las grandes demandas, esencialmente petroleras, ya están restringiendo la demanda de electricidad en horas pico para evitar que vuelva a colapsar el sistema de transporte regional, afectado por la salida de servicio de una usina de Roca. En Neuquén, en cambio, si alguna empresa decidió bajar el consumo al caer la tarde, fue por decisión propia.

El sistema regional está en crisis porque ya no cuenta con el aporte de Turbine Power para levantar la tensión en un punto medio de una red que nace en Arroyito y en Loma de la Lata, y termina en Villa Regina. Hay más de 500.000 habitantes en la zona afectada.

Las restricciones fue adelantadas por "Río Negro" a finales de enero, justo cuando las temperaturas llegaron a niveles superiores a los 35 grados. En los primeros intentos de maniobrar la red para la emergencia, un incendio debajo de la línea Agua del Cajón-Arroyito (que seguramente fue generado por el calor de los cables) hizo saltar, en efecto dominó, el abastecimiento de todo el Alto Valle, Neuquén y su área de influencia, y la zona de Chos Malal.

Para que el tendido en 132 kilovoltios (kV) llegue con tensiones aceptables a la punta de la línea, en Villa Regina, es preciso que en la cabecera los niveles se incrementen, lo que provoca riesgos.

Transcomahue, la empresa rionegrina de transporte eléctrico, ya recibió los capacitores que permitirán levantar la tensión en la punta de la red.

EDERSA habló con sus grandes usuarios y les pidió que los días de semana de temperaturas superiores a los 32 a 34 grados reduzcan la demanda. Los mayores riesgos se dan entre el martes y el viernes.

La meta en esos días en reducir entre 8 y 10 megavatios (MW) la demanda de un sistema que suele requerir unos 150 MW de potencia, dijo una fuente de Edersa.

No es la visión que tienen en Neuquén, donde hay quienes consideran que si sale de servicio Turbine Power es un problema de la provincia de Río Negro.

Pero además fuentes del mercado eléctrico neuquino dijeron que las restricciones que aplica EDERSA no se deben a la salida de servicio de Turbine Power sino a graves problemas en las estaciones transformadoras de Villa Regina, Roca y Cipolletti.

Lo cierto es que hoy la temperatura pasará los 35 grados y, por tratarse de un viernes, habrá que volver a aliviar la carga sobre el tendido para evitar que la línea llegue a Villa Regina con tensiones inferiores a las mínimas que hacen confiable el suministro.

Hacia las cinco de la tarde los técnicos de las empresas transportistas y distribuidoras ya saben cómo se comportará la demanda en horario pico.

Esos días grandes industrias como Pollolín en Cipolletti o Expofrut en Chimpay, además de una gran cantidad de frutícolas o empresas de sodas y aguas, a pedido de EDERSA, cambian los turnos y ponen a funcionar los grupos generadores que compraron o alquilaron para pasar el verano.

No son los únicos: la mayoría de los municipios del Alto Valle rionegrino asumieron el compromiso de reducir los consumos en sus edificios y en el alumbrado público. En ciertos barrios las calles se iluminan recién a las once de la noche.

Comentá la nota