Por la restricción de Cammesa, habrá cortes y baja tensión

Si EDECAT no renegocia su deuda ya, Catamarca recibirá un 10% menos de energía. Pese a la gravedad del caso, EDECAT y el Gobierno no hablan.
Si EDECAT no refinancia su deuda ahora, en cuestión de días comenzarán a sentirse en el servicio energético las consecuencias del recorte de suministro que le aplicará Cammesa, la mayorista energética a la distribuidora local.

Cortes selectivos, problemas para abastecer a toda la red de forma continua y sostenida, baja tensión y hasta imposibilidad de proveer a los grandes usuarios, especialmente a las industrias, serían las consecuencias que tendrá la mora crónica en la que entró EDECAT por no cumplir con los pagos a Cammesa, entidad que le vende la energía que distribuye en Catamarca.

Con una deuda de 20,3 millones de pesos, las posibilidades que tiene la empresa energética –hoy administrada por cuatro directores provinciales que dependen directamente del Ministerio de Obras y Servicios Públicos- no son muchas: o se sienta a negociar un plan de pago o la Provincia en un tiempo más se queda sin luz.

Es que las sanciones que aplica Cammesa van en aumento. Por ahora, EDECAT tendrá que funcionar y proveer el servicio a los usuarios locales con un 10% menos de su disponibilidad energética habitual, que ronda los 110 a 120 mega. Especialistas estiman que, con esa restricción, el sistema podrá cubrir, con suerte y si hace una buena gestión, el consumo de los hogares y asegurar la salud y la seguridad (como servicios esenciales). Podrían quedar fuera del esquema las industrias, las líneas energéticas que extraen el agua subterránea y otros grandes usuarios.

Pero si la mora continúa, la restricción del envío de energía podría llegar al 20% con lo cual el sistema entraría en colapso.

Consecuencias de la mora*

- Restricción de un 10% en el envío de energía a Catamarca

- Operar con el mínimo costo para posibilitar el abastecimiento imprescindible de la población.

- Reducción de los niveles de tensión de suministro para diminuir costos operativos

- Restringir el uso de reservas aportadas por el mercado eléctrico mayorista

- Minimizar el uso de generación forzada en el área abastecida

Comentá la nota