Restituyeron los servicios de agua y energía a los Ranqueles

Áreas del gobierno y la empresa constructora trabajan en la reparación del terreno y las viviendas que se vieron perjudicadas por el temporal.
La tierra absorbió el agua y lentamente las actividades en el Pueblo Ranquel vuelven a la normalidad. Durante el fin de semana, funcionarios de distintas áreas del gobierno de la provincia y arquitectos e ingenieros de San Luis Sapem evaluaron los daños que provocaron los torrenciales 160 milímetros que interrumpieron el sueño de la comunidad en la madrugada del sábado.

Ayer restituyeron los servicios de agua y energía, reabrieron los caminos y trabajaban en la reparación del sistema sanitario de las viviendas anegadas.

De manera conjunta, técnicos del Ministerio de Infraestructura y de la empresa que construyó las viviendas, junto a personal del Programa San Luis Solidario recorrieron las zonas afectadas. Leslie Fiorito, titular del programa Obras de Arquitectura, expresó que el balance realizado por la comitiva informó que la lluvia había borrado los caminos que unían las dos comunidades y el centro administrativo, que la energía eléctrica había sido cortada por prevención y el servicio de gas funcionaba con normalidad.

En cuanto al colapso servicio sanitario, la funcionaria explicó que cada una de las viviendas poseen pozos absorbentes que rebalsaron con la saturación de las napas, en el mismo momento que la tromba de agua ingresaba en todas las edificaciones.

La zona más afectada fue el Aduar Sur, donde habita la Comunidad Guayki Gner, representada por el lonco Walter Moyeta. Fiorito comentó que allí el agua se estacó y no filtró como en el otro aduar. Tres viviendas fueron las más afectadas en cuanto a perdidas materiales de muebles y electrodomésticos.

En la inspección no pudieron ingresar a la escuela, pero dijo que no identificaron daños interiores. "En el hospital se agravaron las fallas de construcción que presentaba antes de la tormenta. Cayó una parte del cielo raso que estaba previsto repararlo ésta semana", comentó la funcionaria.

La ministra de Infraestructura, Stella Rubino de Catalfamo, dijo que aunque es imposible prever una lluvia tan fuerte, todas las edificaciones cuentan con la garantía de la empresa constructora.

La jefa del Área Culturas Originarias, Pascuala Guakinchay, informó que ayer mantuvo contacto con los loncos de las comunidades, quienes le informaron que los servicios se restablecían con normalidad.

"Me dieron un buen panorama", dijo la funcionaria desestimando los trascendidos de grandes pérdidas materiales.

Comentá la nota