Si no restituyen unos 423 mil pesos iniciarían juicio de responsabilidad.

Si no restituyen unos 423 mil pesos iniciarían juicio de responsabilidad.
Oscar Cannizzaro, del Tribunal de Contralor, señaló que ninguna de las cuentas específicas fue cubierta al finalizar el ejercicio 2008. Se envió una nota al secretario de Hacienda el 4 de febrero, con un plazo de respuesta de 72 horas, pero aún el tribunal no recibió la información solicitada sobre la restitución de fondos usados de cuentas específicas al 31 de diciembre de 2008. Esto daría inicio a un juicio de responsabilidad, que según dijo al Digital ya ocurrió el año pasado con otros fondos de 2007.

El Tribunal de Contralor espera aún una respuesta formal de la Secretaría de hacienda sobre la restitución de los fondos utilizados de cuentas específicas al 31 de diciembre de 2008. La nota fue enviada el 4 de febrero, con un plazo de 72 horas para responder, pero aún no se concretó la información requerida.

Oscar Cannizzaro, del Tribunal de Cuentas, señaló que durante el año pasado hubo una denuncia por malversación de fondos que inició un juicio de responsabilidad por 121 mil pesos, correspondientes al ejercicio 2007, que estaban destinados a un programa para el centro integrador comunitario del barrio 34 Hectáreas.

Ante esa situación se optó por comunicar al Ejecutivo que "prestara atención en cubrir todas las cuentas específicas antes de finalizar el ejercicio 2008", de modo que no volviera a ocurrir lo mismo en esta gestión.

Sostuvo que "podemos observar en primera instancia que ninguna de las cuentas fue cubierta por lo que hemos pedido al secretario de Economía por escrito que nos explique si esto es así y a partir de ahí, si es real se daría comienzo a un juicio de responsabilidad". El monto que se debe rendir asciende a los 423.960 pesos. En primera instancia el juicio de responsabilidad sería para los responsables de las áreas, "lógicamente al máximo nivel".

Más allá de esta situación el tribunal generó un proyecto de ordenanza en el cual limita el uso de estas partidas, "dado que son para obras o planes y es el fin para el cual se envía el dinero, pasa de un año a otro y se siguen usando estos fondos para otros fines por lo que estamos acotando el uso en principio al momento de la rendición que exige tanto provincia como nación", explicó Cannizzaro.

Señaló que con este accionar hay un perjuicio directo hacia las personas que están esperando la obra y que muchas veces han trabajado en el proyecto para adquirir los fondos y llevar adelante la obra. Con este proyecto la idea es "acotar esta situación que se generó de uso de dinero de cuentas específicas sin un límite lógico".

Comentá la nota