Si no hay respuestas, transportistas viajarán a Viedma para reclamar seguridad

Trabajadores del transporte se reunieron hoy con el intendente. Le plantearon sus quejas por la falta de medidas efectivas para contener la inseguridad. "No se hizo casi nada en todo un año", resumió a ANB uno de los referentes del Sindicato de Peones de Taxis. En caso de no recibir respuestas concretas a los pedidos a Provincia, Cascón y los transportistas viajarán a Viedma para reclamar "medidas urgentes".
Integrantes de la Comisión de Seguridad del Transporte se reunieron hoy con el Intendente Marcelo Cascón, y cuestionaron las "escasas medidas concretas" que en materia de prevención del delito se tomaron en los últimos meses.

El propio jefe comunal reconoció hoy ante la prensa que el municipio aguarda una respuesta por parte de los miembros de la Comisión Interpoderes de Seguridad que trataron la problemática de Bariloche, pero hasta ahora no surgieron anuncios efectivos.

De la reunión de hoy participaron representantes de los choferes del transporte público, taxistas y remiseros; mientras que entre los funcionarios estuvieron el Intendente, el director General de Gobierno, Carlos Aristegui, el titular de Defensa Civil; además de los principales jefes de la Regional de Policía.

"Vamos a volver a solicitar que venga (el secretario de Seguridad provincial) Marcial Peralta, y sino lo hace viajamos para allá junto al Intendente", resumió Luis Barrales, representante del Sindicato de Peones de Taxis.

Según contó a este medio "los Jefes de policía reconocieron que están muy faltos de personal, cuando la delincuencia aumentó muchísimo".

Durante el encuentro se blanqueó que "la cantidad de vehículos ya fueron superados, porque los vehículos viejos dejaron de funcionar. Sólo entregaron hace un año algunas camionetas y motos, pero tenemos la misma cantidad de móviles que el año pasado, porque muchos se llevaron a El Bolsón y otras ciudades", explicó Barrales.

En cuanto a los puntos de control, el taxista recordó que "recién el lunes comenzaron los trabajos de construcción del puesto de Beschedt y Brown, que se demoró un año porque en el municipio no se autorizaban los planos en el área de Obras Particulares".

En tanto, la situación del puesto de Pasaje Gutiérrez y Ruta 40 es paradigmática: "el único avance que hubo es la obra de cloacas que realizamos nosotros, los transportistas", se quejó.

Barrales informó que personal del Escuadrón 34 de Gendarmería "sólo están saliendo una vez a la semana y una hora, y eso no sirve".

Por su parte, el Intendente Cascón dialogó con la prensa y admitió demoras por parte del gobierno provincial en motorizar medidas vinculadas a la prevención del delito. Dijo que "para los primeros días de diciembre", estaba pendiente una repuesta a los reclamos llevados por la representación institucional de la ciudad a una reunión de la Comisión Interpoderes de Seguridad, de la que participaron funcionarios del Ministerio de Gobierno, legisladores y hasta jueces del Superior Tribunal de Justicia.

"No vamos a dejar de decir que Bariloche necesita una mirada muy particular en relación a la seguridad, no sólo en cuanto a los los recursos económicos y humanos que se le asignan, sino también en cuanto a la definición de acciones políticas dentro del área de la justicia y legislativa, para que efectivamente esos recursos puedan actuar", explicó el jefe comunal.

Agregó que la problemática de seguridad "es un tema permanente, que figura primero en la agenda" del Ejecutivo. "Ayer estuve reunido con el nuevo Jefe de la región Neuquén de Gendarmería y uno de los comentarios era la necesidad de más recursos humanos para Bariloche para que Gendarmería pueda cumplir con los dos convenios que tiene firmados con el municipio, uno vinculado a la seguridad vial y de tránsito y otro controles medioambientales durante el verano", explicó. (ANB)

Comentá la nota