No hay respuestas a la falta de policías en centros de salud

No hay respuestas a la falta de policías en centros de salud
Desde la Fuerza no quisieron decir por qué retiraron guardias de dos hospitales.
Como había revelado este diario, en el hospital de Caucete siguen sucediendo robos sin que nadie pueda hacer nada, mientras que en el Hospital de Niños de la ciudad todos temen rebrotes de violencia descontrolada. Ambos centros de Salud Pública tienen un denominador común: en fechas distintas, fueron despojados de sus guardias policiales fijas, sin que mediara una explicación a las respectivas autoridades. DIARIO DE CUYO intentó buscar ayer esa respuesta y contactó al jefe de Policía, Miguel González. Pero el funcionario no quiso hacer declaraciones al respecto y apenas se limitó a decir que cualquier pregunta, directamente debía ser hecha al secretario de Seguridad o el ministro de Gobierno, y no a él.

Ayer también se intentó dar con ambos funcionarios, Dante Marinero y Emilio Fernández respectivamente, pero fue imposible. De modo que todavía no hay una respuesta oficial que aclare por qué en dos de los hospitales más importantes de la provincia, de un día para el otro la Policía quitó su custodia.

Hasta ahora, hay sólo rumores y especulaciones, contra ninguna versión oficial que les salga al cruce. Algunos médicos del Hospital de Niños Juan Carlos Navarro dijeron que sólo supieron que dejarlos sin policías había sido "una orden de arriba", versión que confirmó un uniformado del Hospital Rawson. Por eso ahora temen que vuelvan los ataques de jóvenes drogados y de padres nerviosos.

A la vez, en el Hospital César Aguilar, de Caucete, lo único que suponen sus autoridades y profesionales es que Salud Pública puede haber demorado el pago de adicionales, y por eso se fueron los policías que cuidaban el lugar. En consecuencia, allí mismo, en sólo un mes ya se robaron un ecógrafo de 20.000 dólares, los cables de luz de un depósito y parte de la vajilla de los pacientes.

Comentá la nota