Una respuesta que llegó tras el reclamo ciudadano.

El Municipio anunció la instalación en General Rojo de una base de emergencias médicas, con guardia las 24 horas. La respuesta recién llegó luego del creciente reclamo de la población de dicha localidad, y tras algunos episodios que dejaron al desnudo esta grave carencia.
En la edición de EL NORTE de ayer, informamos sobre el anuncio formulado por las autoridades municipales en el sentido de abrir en General Rojo una nueva base para el servicio de emergencias y urgencias médicas. Dicho Centro contará próximamente con una ambulancia y guardias médicas de 24 horas, que permitirán agilizar las respuestas en ese sector del Partido de San Nicolás.

El anuncio oficial fue hecho por Catalina Girardi, secretaria de Salud Pública y Acción Social del Municipio. Pero el mismo no resulta casual: por estos días existió en General Rojo una gran “movida” de numerosos vecinos, que reclamaban a gritos la implementación de un sistema de emergencias de este tipo, y otros beneficios en materia de salud.

De hecho a nuestra Redacción habían llegado varios mail convocando a una reunión que tendrá lugar el próximo 5 de febrero a las 21.30, en el Salón del Club Social de General Rojo, con el objetivo de exigir una respuesta del Municipio a los graves problemas que tiene la localidad en materia de Salud Pública. De hecho, esa reunión igualmente se llevará adelante, y se ha convocado a las autoridades municipales para que expliquen los alcances y formas en que se instrumentarán los anuncios realizados recientemente.

Los ciudadanos explicaron que por la mañana la atención médica de guardia en General Rojo está a cargo de un profesional de la Carrera Médico Hospitalaria convocado para hacer medicina preventiva, pero no urgencias. El resto de la jornada, es decir de 12.30 a 20.00, sólo queda la atención de los profesionales médicos locales, que resultan insuficientes para la demanda del pueblo. Además, los vecinos denuncian que suelen padecer la ausencia de profesionales para las guardias nocturnas sin previo aviso.

En cuanto a la ambulancia que está en funcionamiento, pertenece al gremio UATRE (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores), pero en el último tiempo surgieron algunos reclamos respecto de la forma en que se estaba disponiendo y utilizando la misma. De hecho, hubo un accidente fatal en la zona que dejó al descubierto esta grave carencia.

A raíz de esta problemática, se había convocado a una reunión para el pasado 9 de enero, reunión que se concretó con la presencia de más de 300 personas, la delegada Municipal María Inés Emilio y la directora de Salud, Mirna Bottazzi. Allí se expusieron los distintos problemas, y se convocó a una nueva reunión APRA el 26 de enero, pero como la Delegada estaba de vacaciones la misma no se concretó.

El anuncio

En este marco, y ante un clima de marcada efervescencia y disconformismo en General Rojo, el pasado viernes el Municipio convocó a conferencia de prensa para realizar el anuncio sobre la instalación de una base de emergencias médicas en General Rojo. En la misma trabajarán siete médicos que realizarán las guardias durante cada uno de los días de la semana. La nueva base estará conectada al sistema que opera a través de la línea telefónica 107. Desde esta central se decidirá qué bases serán las que atiendan las emergencias notificadas.

La ambulancia que tendrá su sede en General Rojo, también atenderá emergencias en las localidades vecinas, e incluso tendrá jurisdicción sobre tramos de las rutas 9 y 188. Este servicio médico de emergencia médica está diseñado para atender cualquier tipo de emergencia, ya sea producida en la vía pública o en domicilio particular. Pero no se hacen consultas médicas a domicilio por casos menores. Todavía no está confirmada la fecha exacta en que se pondrá en marcha este nuevo servicio en General Rojo.

Afortunadamente, aunque tarde, la respuesta al reclamo ciudadano llegó. Pero una vez más volvemos a plantear la necesidad de que nuestras autoridades se anticipen a los hechos. No hace falta que todo un pueblo se movilice para que se dé una respuesta. Está claro que existía la factibilidad técnica y económica de hacerlo, porque ahora lo han anunciado. ¿Por qué no hacerlo entonces antes de que “se empiece a incendiar el rancho”?

Comentá la nota