Respuesta del gobierno a Soria

El secretario general de la Gobernación de Río Negro, Francisco González, criticó con dureza al legislador del PJ Martín Soria, y por ende a su padre. Fue en respuesta a declaraciones en torno a los alimentos preelaborados.

El secretario general de la Gobernación de Río Negro, Francisco González, rechazó las declaraciones realizadas por el legislador Martín Soria, en las que descalifica al Gobierno provincial.

En declaraciones realizadas en el Alto Valle, donde mantuvo reuniones con Intendentes de la región, González sostuvo que “con un grado de irrespetuosidad llamativo, y fiel al "estilo Soria", el legislador Martín Soria apela a la descalificación y la agresión verbal para atacar al gobernador Miguel Saiz, en una jornada más de su gimnasia mediática en la que utiliza el tiempo en vez de tratar de legislar por el bienestar de los rionegrinos”.

“Este joven e ignoto legislador ha demostrado ser un digno hijo de su padre, utilizando en cada una de sus declaraciones de los descalificativos, la agresión y la falta de respeto, entendiendo la política de una sola forma: desde el fango”, añadió.

Agregó en tal sentido que “es una lástima, porque los que hacemos política teníamos la esperanza que en algún momento pudiera llegar a aprovecharse algo de un joven político, pero evidentemente esa posibilidad es cada vez más lejana, porque cuanto más tiempo pasa, más se parece a su padre. Sin ponerse colorado, Martín Soria agravió al gobernador Saiz en una entrevista con una agencia de noticias, en relación a todo lo acontecido en torno a la causa Flavors”.

En tal sentido, González sostuvo que “debo recordarle a este muchacho que el gobernador fue consecuente con sus propias palabras, y ni bien se comprobaron las primeras anomalías en torno a los alimentos preelaborados, no solamente suspendió las licitaciones en marcha, sino que tampoco le tembló el pulso para inmediatamente dar de baja a la empresa de la lista de proveedores”.

“Pero no quedó todo ahí, muy por el contrario de las acusaciones que hace Soria, el propio Gobernador se puso personalmente al frente de los análisis en torno a los estudios realizados por el Instituto Nacional de Alimentos y otros organismos competentes, buscando todas y cada una de las anomalías detectadas y así obrar en consecuencia”, recordó.

“Soria reclama renuncias de ministros. Pero si el gobernador Saiz ha decidido mantener a sus colaboradores es porque está seguro que se actuó a conciencia y con el mejor de los objetivos. Hubo errores, no se puede negar, pero esos errores fueron subsanados rápidamente. Lamentablemente, y bajando al nivel del debate que proponen los Soria, debemos decir que nadie está exento de los errores. Porque ellos deben recordar muy bien el "error" que le costó la vida a Kosteky y Santillán”, sostuvo González.

“Por otra parte, antes de hablar tan livianamente, le pido por favor a este muchacho que espere a poder comprobar algún hecho que así lo demuestre, y que deje de dedicarse a ir por detrás de cualquier acción que inician los demás, subiéndose al barco para tratar de encontrar algún rédito político”, remarcó el Secretario General de la Gobernación.

Por otra parte, el funcionario provincial indicó que “cabe preguntarse cuál es su experiencia para ser legislador provincial, más allá de contar en su currículum con una dilatada trayectoria en pegatina de carteles de campaña, o bien algunas escenas de pugilato contra hombres de mucha más edad que él. Es que solamente por esas cuestiones ha trascendido en los últimos tiempos, ya que no se le conoce ninguna iniciativa de importancia en su tarea legislativa, más allá de aprovechar cada oportunidad para fustigar a funcionarios provinciales y el Gobierno Provincial en general. Es más, no hay que ser muy memorioso que votó a favor de un proyecto de límites que luego su padre se encargó de defenestrar. Parece que ni siquiera sabía lo que más le servía al municipio que comanda su padre”.

“Es indudable que este joven legislador está siendo utilizado por su padre como punta de lanza en su sucia campaña política tratando de llegar al Gobierno. Por suerte, la sociedad rionegrina parece conocerlo, y por ello le dio la espalda en el 2003. Ahora, con el correr del tiempo, los Soria van demostrando cada vez más su verdadera cara, y la gente comienza a saber lo que sería de esta familia con algún poco más de poder”, finalizó.

Comentá la nota