Sin respuesta de Gendarmería, los countries pagarían por la protección de la Bonaerense

El proyecto era original y ambicioso. Un grupo de countries de Pilar se había "asociado" con organizaciones vecinales de la zona con la intención de instalar seis garitas blindadas para reforzar la seguridad en los accesos de seis puentes y bajadas entre el kilómetro 42 y 47 de la Panamericana. El plan contemplaba contratar los servicios adicionales de Gendarmería para garantizar una custodia las 24 horas.
Hasta el domingo pasado, fecha en que PERFIL dio a conocer públicamente este proyecto, todo avanzaba en buena forma. En la nota publicada por este diario todos los involucrados en la iniciativa, el directivo de Ayres del Pilar –impulsor del proyecto–, la presidenta del foro vecinal de Del Viso y un comandante mayor de Gendarmería comentaban que esta semana se produciría la reunión con miembros de la fuerza para analizar a fondo el proyecto.

Pero al parecer las cosas no salieron tal cual estaban planeadas, y la reunión nunca llegó a concretarse. Al día siguiente de la publicación de la nota, Gendarmería emitió un comunicado en el que se desligaba de la posibilidad de prestar servicios adicionales para los accesos a barrios privados. "La misión primaria de Gendarmería es la custodia y vigilancia de las fronteras y las rutas nacionales", explicaban. Lo que no detallaba el escrito es el escándalo que se habría provocado dentro de la entidad ante la difusión de la noticia. Y si bien no fue confirmado oficialmente, desde el sitio lapoliticaonline insinuaban que la propia presidenta Cristina Fernández se había quejado de esta iniciativa con el ministro de Justicia Julio Alak.

Lo cierto es que más allá de la polémica, los countristas y vecinos de la zona siguen sufriendo por la inseguridad. Este pasado lunes una propietaria del Highland Park, ubicado en el kilómetro 42 y medio de la Panamerica, fue víctima de un episodio de violencia: en pleno mediodía esperaba dentro de su auto, al lado de un puente a que pasaran a buscar a su hijo para llevarlo al colegio, cuando fue asaltada a punta de pistola. Los delincuentes se llevaron su Volkswagen Fox y su bolso de mano con dinero y documentos personales.

Los directivos de Ayres del Pilar, impulsores del proyecto, no quisieron hacer declaraciones acerca de la suspendida reunión y los avances del proyecto que pretende "privatizar" los costos de la seguridad pública. Sólo se limitaron a informar que esperarán hasta el lunes una respuesta de Gendarmería y de no obtenerla, empezarán a proyectar otras alternativas.

Una de ellas podría ser suplantar el servicio de Gendarmería por efectivos adicionales de la Policía bonaerense. Esto en realidad ya fue puesto en práctica, y con aparentes buenos resultados. En el kilómetro 43 y medio de la Panamericana, justo frente al country Ayres del Pilar, se instaló una garita de seguridad blindada custodiada por personal adicional de la Bonaerense, cuyo costo es afrontado por los mismos propietarios. "Fue una excelente solución. Desde que la instalamos, ya no sufrimos más robos", aseguran los vecinos, conformes con la medida, que ya fue imitada en la bajada de la calle Camaño, a unos dos kilómetros de distancia.

Comentá la nota