Responsabilizan a los ruralistas por los escraches

Aníbal Fernández dijo que los grupos son motorizados por el titular de la Rural; este, por su parte, justificó las protestas y dijo que son pacíficas. El ministro Randazo calificó de antidemocráticos a los manifestantes que repudian los actos oficiales. Dijo que la mayoría de los argentinos repudia los hechos de violencia.
El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, condenó los hechos de violencia contra dirigentes oficialistas como el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el diputado nacional santafesino Agustín Rossi y dijo que "hay que preguntarle a Francisco de Narváez, a Julio Cobos y a todos los vivos que incentivan a cuatro tipos, para que vayan a hacer lío a cualquier acto donde vamos nosotros". "Quienes nos están provocando, quienes nos están agrediendo, quienes están cometiendo estas barbaridades contra el propio gobernador son cuatro ‘tilingos manijeados’ por la Sociedad Rural Argentina (SRA)", sostuvo el ministro. "El presidente de la Sociedad Rural (Hugo Biolcatti) es el campeón mundial de los ‘tilingos’, porque después de ver el programa con el periodista Mariano Grondona muestra a todas luces su poca solvencia como dirigente y como hombre", señaló, y añadió: "es un pobre tipo; es tan pobre que lo único que tiene es plata".

Por su parte, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, calificó de "antidemocráticos" y "minoritarios" a quienes realizaron escraches recientes a funcionarios nacionales y aseguró que serán repudiados en las elecciones del 28 de junio. Randazzo sostuvo: "en todos los casos se trató de un grupo de 30 inadaptados, que contaron además con la complicidad de los medios, porque lo único que reflejaron los diarios al día siguiente, fueron los intentos de entorpecer los actos oficiales".

La semana pasada sufrieron escraches por parte de ruralistas el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el diputado oficialista santafesino Agustín Rossi, en el marco de la campaña que realizan para los comicios legislativos.

"El 28 de junio va a quedar demostrado que la mayoría de los argentinos repudia a los violentos. Estos grupos pertenecen a un sector que tenía 17 millones de hectáreas hipotecadas y han recuperado la competitividad con el esfuerzo del pueblo argentino", criticó el funcionario. "El 28 de junio quedará claro que la mayoría de los argentinos piensa distinto que esos violentos y apoyará al Gobierno". "Nosotros sabemos que la mayoría de los hombres y las mujeres del campo son conscientes de cuál era su situación en 2001 y cuál es ahora, pero hay sectores minoritarios y antidemocráticos que no aceptan las decisiones de un Gobierno soberano", fustigó, sobre la política oficial que se aplica en el sector.

Además, agregó: "varios de estos inadaptados y prepotentes, hoy son candidatos de las otras fuerzas políticas, o militan en la oposición". "Nosotros lo advertimos el año pasado: siempre tuvieron una intencionalidad política", enfatizó.

El ministro amplió sus críticas contra los ruralistas recordando otros hechos similares que ocurrieron:?"los mismos violentos actuaron cuando inauguramos una fábrica de autopartes en Chivilcoy", señaló. "También intentaron boicotear la semana pasada la inauguración en la que participó la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en Coronel Suárez, en una empresa que estaba a punto de desaparecer y hoy ya tiene 2.900 empleados", añadió.

En tanto, Biolcati justificó los ‘escraches’ ruralistas a los candidatos oficialistas al sostener que los actos kirchneristas irritan en las zonas agropecuarias. "La protesta se ejerce en forma pacífica y organizada, pero se exacerbaron ahora, por la campaña, por la misma actitud del Gobierno que provoca una irritación; son actos proselitistas con 300 policías en un pueblo, con el helicóptero de la gobernación. El malestar existe", dijo.

En declaraciones a "Radio 10", Biolcati avanzó sobre las cuestiones electorales y vaticinó que el oficialismo perderá la mayoría parlamentaria en el Congreso nacional.

"Es un hecho la pérdida del kirchnerismo de la mayoría en el Congreso; nosotros pretendemos restablecer el funcionamiento de las instituciones, nos dan lo mismo el Acuerdo Cívico o el PJ disidente", afirmó. En ese camino, defendió su respaldo a la oposición y la férrea postura en contra del Gobierno nacional. Sin embargo, aclaró que es partidario de que la Presidenta concluya su mandato constitucional, más allá de los resultados de las elecciones del 28 de junio.

Comentá la nota