Responder por sus actos ante la sociedad.

La posibilidad de que un legislador sea sancionado con la quita de una parte de su dieta, por inasistencia injustificada y reiterada a las sesiones o a las reuniones de comisión que integra, está contemplada en los distintos reglamentos que constitucionalmente están facultados a dictar los distintos poderes legislativos, tanto provinciales como nacionales.
También podrían incluirse los reglamentos que rigen el accionar de los concejos deliberantes.

En el Senado de la Nación debemos distinguir si la ausencia injustificada se produce en una sesión plenaria de la Cámara o en reunión de trabajo de comisión. En el primer caso, si fijadas la fecha y la hora para la sesión un senador no concurre a dar quórum, puede ser llamado por la minoría presente a través de una citación especial para un segunda sesión. Si aun así persiste en su ausentismo (y falta quórum), la minoría presente puede compelerlo bajo la aplicación de multas. En tanto, para el caso de inasistencia injustificada de un senador a dos reuniones de comisión, corresponde el apercibimiento de la Cámara. La inasistencia injustificada a cuatro reuniones consecutivas de comisión significará un descuento en su dieta. En Diputados, el reglamento indica que los parlamentarios que se ausenten sin licencia perderán su derecho a la dieta correspondiente al tiempo que dure su ausencia. Como se observa, la aplicación de la sanción de descuento se aplica ipso facto por el solo hecho de la ausencia injustificada, sin necesidad de que el diputado sea compelido o apercibido.

Las sanciones por inasistencias injustificadas en la Legislatura local son más severas, ya que contemplan la posibilidad de la exclusión de un legislador si la mayoría calificada así lo decide. Considero acertada la implementación de este tipo de medidas ya que, como lo consagran la Constitución Nacional en su artículo 74 y la Carta Magna provincial en el artículo 68, los parlamentarios reciben una remuneración por sus servicios y la lógica consecuencia de ello es que deban cumplir sus funciones con responsabilidad y compromiso, respondiendo por su0s actos no solo ante sus pares, sino ante la sociedad toda, que mediante el voto los ubicó en las bancas.

Comentá la nota