Un respiro para Scioli.

El Senado bonaerense destrabó el régimen de promoción de las inversiones que el Gobernador persigue desde diciembre pasado. La polémica ley imita a la que elaboró el Gobierno nacional

Finalmente, tras cinco meses de espera, la Legislatura provincial sancionó la ley de Promoción de las Inversiones, más conocida como "blanqueo de capitales". La iniciativa había sido enviada por el Ejecutivo a la Cámara baja provincial en diciembre pasado y era requerida por el gobernador Daniel Scioli para atraer inversores a la Provincia, imitando al polémico régimen de repatriación de capitales que aplica el Gobierno nacional. Sin embargo, los legisladores demoraron su sanción por cuestiones internas ajenas al proyecto.

El Senado lo sancionó ayer con la aprobación del mayoritario bloque del Frente para la Victoria-PJ y los unibloques del Pro disidente y Unión Celeste y Blanco. Mientras, la Coalición Cívica y la UCR votaron en contra. Desde Mar del Plata, Scioli aprovechó para culpar a la oposición por la demora de la sanción del proyecto. Confuso, desde Mar del Plata, casi en simultáneo a la aprobación de la norma, el gobernador Scioli se quejaba de las demoras en su sanción: "Estuvieron demorando una ley para traer inversiones y para generar empleo", dijo el gobernador en campaña.

La nueva ley otorgará a los inversores un crédito fiscal equivalente al 1% del importe de la inversión que realicen en la Provincia, que no podrá superar los

$ 250 millones. El beneficio se realizará exclusivamente a través del Banco Provincia, y comprende a quienes inviertan en la construcción de nuevos inmuebles, finalización de obras en curso, financiamiento de obras de infraestructura, inversiones inmobiliarias, agro ganaderas, industriales, turismo o de servicios. Las inversiones deberán permanecer en cabeza del titular por un plazo de dos años.

Entre las críticas que recibió la nueva ley en el Senado, el presidente del bloque radical, Jesús Porrúa, manifestó que la iniciativa es un "híbrido" y que aunque desde el oficialismo se intente sostener que se trata de un "régimen especial de créditos fiscales para quienes realicen inversiones en la Provincia, en realidad es una adhesión a ley nacional 25.476, denominada ley de Blanqueo de Capitales". Además, Porrúa recordó que la Provincia cuenta con una ley de promoción industrial que "presenta más beneficios que este proyecto".

Desde el gobierno provincial, el ministro de la Producción, Martín Ferré, afirmó sentirse "muy satisfecho" por la sanción de la ley de promoción de las inversiones, que "apunta a mejorar los niveles de competitividad de nuestras industrias aliviando la carga impositiva y fiscal", y "se agrega a la facilitación de acceso al financiamiento con las líneas de crédito del Banco Provincia; con la disposición del Fogaba que habilita la disponibilidad de garantías crediticias para nuestras empresas, y la oferta de terrenos fiscales".

Ferré enfatizó que este año "en el primer cuatrimestre hemos cerrado con montos de inversión que superan los 3.500 millones de dólares y en nuestro ministerio estamos gestionando más de 150 proyectos nuevos, por un monto que supera los 3.700 millones de pesos".

Por su parte, el titular del bloque de la CC, Javier Mor Roig, argumentó el voto negativo al afirmar que la iniciativa del Ejecutivo fue presentada al Parlamento provincial "con una redacción confusa" que persigue "objetivos políticos confusos". Además, admitió que a partir de la normativa "no sabemos si es o no un blanqueo".

Comentá la nota