Se respiró “aire puro” en enero y febrero

Luego de siete años sin monitoreo, se conocieron las primeras mediciones de contaminación atmosférica en el centro.
La Subsecretaría de Ambiente de la Municipalidad de Córdoba dio a conocer ayer los resultados de las mediciones sobre la contaminación del aire en el centro de la ciudad. Los resultados revelaron que en enero y en lo que va de febrero los contaminantes atmosféricos se mantuvieron en un nivel moderado.

Cabe destacar que hacía unos siete años que no se realizaba un monitoreo diario de la contaminación atmosférica en la Capital. Pero en diciembre pasado las estaciones móviles del Sistema de Monitoreo del Aire del Observatorio Ambiental Municipal fueron reequipadas y puestas en funcionamiento otra vez.

Tras dos semanas en que se calibraron los equipos, desde el 1º de enero pasado se vienen midiendo los niveles de contaminación. Los aparatos captan la presencia de material particulado suspendido, monóxido de carbono, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y ozono.

Con esas mediciones se elabora el índice de calidad del aire (ICA), que permite informar sobre la calidad del aire que se respira. El ICA está compuesto por valores que, de superarse, significan algún riesgo para la población expuesta.

Las mediciones se representan en una escala que va desde cero a 500, dividida en cinco rangos de acuerdo con el efecto que produce el contaminante sobre la salud de la población.

El ICA usa como referencia los valores establecidos por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

El índice que se conoció ayer refleja la contaminación que registró la estación móvil emplazada en la ex plaza Vélez Sársfield, de barrio Nueva Córdoba. Reflejó la contaminación producida desde el 1º de enero hasta el 8 de febrero de este año.

Durante esos días, el ICA señaló una contaminación del aire baja o moderada. Esto significa que no provocaba riesgo alguno para la salud de las personas. En un solo día, el 31 de enero, la presencia de contaminantes alcanzó la primera alerta.

Esto implica que pudo provocar el agravamiento de síntomas de irritación en personas susceptibles. "Pero se trató de particulado grueso; y ese día hubo tormenta de tierra en Córdoba", explicó Fernando Cámara, subsecretario de Ambiente.

Cámara adelantó que pronto una estación de monitoreo fija en la azotea del Correo Central (calles General Paz y Colón) controlará la contaminación en la esquina más crítica del centro.

Comentá la nota