"Respecto del CAM, fuimos oídos parcialmente"

El titular del Colegio de Abogados dice que aún persiste una excesiva discrecionalidad política. Destacó que, como consecuencia de una larga lucha, se ha dado un paso adelante en materia de calidad institucional. Una ley que debe ser derogada.
Otra etapa, igual de firme que la anterior en la defensa de la independencia del Poder Judicial, pero centrada en el diálogo "como herramienta superadora de los conflictos". El presidente del Colegio de Abogados, Eudoro Aráoz, caracterizó así el ciclo institucional que ha comenzado a partir de la conformación del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM).

El letrado fue el único orador del acto en conmemoración del Día del Abogado, que se desarrolló en la sede de la institución profesional. "Habiéndose constituido por ley el CAM, podemos decir que Tucumán dio un paso adelante en la búsqueda de una mayor calidad institucional, que parcialmente fuimos escuchados y que, quiera Dios, se haya abierto definitivamente el camino del diálogo generoso y fecundo", aseveró el dirigente.

Sin embargo, Aráoz admitió que lo que se ha conseguido en relación con el CAM y con el Jurado de Enjuiciamiento no es suficiente. "Hay todavía una discrecionalidad excesiva de parte del poder político, que hace depender de una concesión graciable el equilibrio de ambos órganos, sobre todo el del Jury de Enjuiciamiento", subrayó.

El profesional agradeció especialmente "el esfuerzo y el coraje" de la lucha iniciada por la conducción anterior de la institución (la que encabezó Antonio Bustamante). No obstante, lamentó que, como consecuencia de esa batalla a favor de la independencia judicial, se haya sancionado una ley (difiere el momento del pago de los bonos profesionales en los juicios) que busca desfinanciar al Colegio de Abogados. "Esa norma, dictada en el marco del conflicto, debe ser derogada, ya que las leyes no deben ser instrumento de castigo para quienes piensan distinto", aclaró.

Para la nueva etapa, Aráoz sugirió trabajar con los tres poderes para la elaboración de una política de administración de Justicia, así como para impulsar el mecanismo de la mediación y la creación de los juzgados de menor cuantía.

Llamativa ausencia

Aunque se anunció que estaba presente el fiscal de Estado, Pedro Giúdice, no se lo vio en la ceremonia, durante la que distinguieron a 49 abogados que cumplieron 25 años de ejercicio profesional (entre ellos, el propio Aráoz) y a tres que alcanzaron los 50 años.

Luego, como es tradición, los abogados dejaron una ofrenda floral en el monumento en el que descansan los restos de Juan Bautista Alberdi -en Casa de Gobierno-, de cuyo natalicio se cumplió ayer otro aniversario. En reserva, algunos se quejaron de que no los había recibido ni el personal de Ceremonial de la sede del Ejecutivo, en cuyo primer piso se desarrolló minutos después el cóctel de cierre del Congreso Argentino de Derecho Constitucional. Sólo se acercaron al acto el fiscal de Estado adjunto, José Domínguez, y Ernesto Salas, subsecretario general de la Gobernación.

"En memoria de Alberdi, rescato nuestra defensa a ultranza del Estado de derecho, la división de poderes, la independencia de la Justicia y, por sobre todo, la defensa acérrima del libre ejercicio de la profesión, que jamás será sometida ni moral ni económicamente", sentenció el vicepresidente de la entidad profesional, Jorge Cheín.

Comentá la nota