Respaldo a directora de Planeamiento de Eduardo Castex

El intendente, Juan Chiquilitto, respaldó a la directora Planeamiento, Obras y Vivienda, Martina Mediza, y desestimó las críticas que realizaron los ediles de la oposición del Partido Justicialista (PJ) y Frente para el Cambio (FPC) en la última sesión del Concejo Deliberante local.
"No le daré ningún tirón de orejas a Martina Mediza porque actuó correctamente. No era necesaria una inspección ocular porque están los legajos actualizados de las medidas de seguridad", dijo Chiquilitto. Después, indirectamente, crítico el accionar de los ediles castenses, porque consideró que la consulta que realizaron a la Dirección de Obras Públicas municipal "estuvo de más porque tenían todos los elementos para legislar tranquilamente".

Los concejales del PJ y del FPC criticaron a la funcionaria municipal en la última sesión de la semana anterior, porque supuestamente elevó un informe técnico sin realizar una inspección ocular en la confitería bailable La Morocha. Los concejales se molestaron porque interpretaron que la arquitecta Mediza había realizado el informe y observado las instalaciones cuando concurrió a bailar un fin de semana. A tal extremo llegó el nivel de criticas, que el edil oficialista Marcelo Del Moral solicitó a sus colegas que se le otorgue a Mediza la posibilidad de defenderse en el ámbito deliberativo o por nota, dado que se generó un debate estéril que se extendió más de 20 minutos. Increíblemente, el debate se produjo después de que los ediles firmaran el dictamen avalando el informe técnico de Mediza y terminaran aprobando por unanimidad el rechazo a crear un espacio para no fumadores en la confitería bailable local.

Respaldo.

"El boliche está en la misma situación de funcionamiento que cuando fue habilitado y eso significa que no era necesaria una inspección ocular. No hubo modificaciones estructurales declaradas, ni tampoco fueron detectadas por los inspectores municipales durante las recorridas de los fines de semana", aseguró ayer Chiquilitto. Luego, resaltó que respalda totalmente el trabajo de Mediza. "Fueron los concejales los que sancionaron correctamente la ordenanza antitabaco municipal, la cual generó satisfacción en el 90 por ciento de la población porque es una medida para el bienestar de los fumadores activos y pasivos".

"El boliche pidió excepción para tener un área de fumadores en la parte superior de la construcción porque contaría con extractores para renovar el aire. Los concejales le pidieron a la Dirección de Obras Públicas una opinión, pero dicha dependencia no puede modificar una ordenanza ni flexibilizarla", dijo Chiquilitto.

Además, recordó que ese céntrico edificio es un monovolúmen sin divisiones. "El espacio físico fue habilitado y no se informaron modificaciones. Por eso, la arquitecta Mediza informó que está habilitado para funcionar como local bailable. La decisión de determinar si los extractores de aire son potentes para purificar el aire y no afectar la salud de las personas, es una decisión de los concejales en base a algún informe médico", agregó.

-¿La directora Mediza inspeccionó el local bailable o no era necesario que haga una inspección ocular?

-Hubo inspecciones cuando se habilitó y también se efectúan cuando hay modificaciones. Tenemos el legajo de la confitería bailable actualizado porque nos preocupan las medidas de seguridad de los locales nocturnos. Las inspectoras municipales controlan todos los fines de semana si existen modificaciones de funcionamiento, que no haya cerramientos ni totales ni parciales. La confitería está como estaba cuando se labró la ordenanza municipal. Legislar corresponde a los concejales, no a los funcionarios. Sin división física, no sirven los espacios de fumadores y no fumadores, por más extractores que haya en el monoambiente.

Comentá la nota