Se resolverá en el TSJ una demanda a la Municipalidad

Se trata del reclamo judicial por 480.000 pesos que exige la ex concesionaria del servicio de basura en La Angostura.
Villa La Angostura > La demanda judicial que la ex concesionaria del servicio de recolección y tratamiento de la basura, Codistel, presentó contra el municipio para reclamar los tres meses que se le adeudan se definirá en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Así lo reveló ayer una fuente con acceso al expediente que indicó que el juez a cargo del juzgado de todos los fueros de Villa La Angostura, Jorge Videla, se declaró incompetente para dirimir en el litigio.

La empresa exige el pago de 480.000 pesos, más los intereses correspondientes, por los tres meses de servicio que prestó. Se trata de abril, mayo y junio de este año.

La fuente explicó que Codistel SA presentó una acción para cobrar la deuda, pero como el juez local se declaró incompetente envió la causa al TSJ que interviene en los casos contencioso-administrativos.

Facturas

Sostuvo que el juez de La Angostura decidió no intervenir porque entendió que se trata de una acción administrativa para cobrar las facturas impagas. Dijo que la empresa agotó la vía administrativa y ya se presentó ante el TSJ y fijó domicilio en la ciudad de Neuquén.

Recordó que el monto que la empresa y las autoridades del municipio habían acordado cuando sellaron en diciembre pasado la prórroga de seis meses de la concesión fue de 160.000 pesos mensuales por la prestación del servicio.

La demanda contra el municipio se presentó en agosto último en el juzgado de todos los fueros de la villa. Según informó entonces una alta fuente de la empresa, es el primer reclamo porque la deuda que Codistel reclama al municipio superaría los 800.000 pesos.

La pulseada entre Codistel y el municipio se generó a partir de la denuncia que el bloque de concejales de la UVAC presentó en mayo en la Justicia por supuesta sobrefacturación de la empresa en el cobro del servicio.

Los ediles oficialistas habían estimado que la sobrefacturación rondaba los 500.000 pesos y, por eso, fueron a la Justicia. Aunque trascendió que el monto sospechado ascendería a 50.000 pesos.

Comentá la nota