Una resolución para atender lor reclamos por nocturnidad y consumo de alcohol en el centro

Los concejales de la Coalición Cívica se mostraron atentos a las quejas constantes de los vecinos de calles 25 y 28. Piden que la policía mantenga el orden y que se verifique el cumplimiento las de normas en bar de la esquina.
En la sesión de este lunes por la noche del Concejo Deliberante ingresó un proyecto de resolución que atiende las reiteradas quejas de los vecinos de la esquina de 25 y 28 por las molestias que ocasiona el accionar de un bar con despacho de bebidas alcohólicas a altas horas de la noche y durante todos los fines de semana, cuestión que tiende a agravarse en el verano, impidiendo que haya paz en la zona.

Entre los considerandos, los ediles marcan que “la gran afluencia de público que concurre al Bar ubicado en dicha esquina, impide la contención del mismo dentro del ámbito del negocio y genera que muchos clientes se sienten no sólo en las mesas, sino también en los cordones de las veredas”, y que “sumado a esto la música podría estar difundida a un volumen superior a lo permitido hace que se torne casi imposible el merecido descanso de quienes habitan en los edificios circundantes”.

Lo que solicitan es que la Secretaría de Control Urbano “extreme los controles respecto de la actividad comercial, control de minoridad, volumen de la música y demás regulaciones contenidas en la legislación vigente respecto del funcionamiento del negocio de bar ubicado en la esquina de calles 28 y 25”.

Además resuelven dirigirse al jefe de la Policía Comunal, capitán Uberti, a fin de que “se sirva extremar los controles respecto del mantenimiento del orden en el citado comercio, sobre todo los fines de semana”.

Comentá la nota