Resistencia sigue siendo la zona con más pobreza en el país.

Aunque según el Indec, el Indice de pobreza bajó al 15,3% de los argentinos al término del segundo semestre de 2008, frente al 20,6 que había registrado en la medición anterior, la capital chaqueña, es la que reúne el mayor nivel de indigencia, con el 11,2%, seguida por Posadas, con el 10,2%.
En los partidos del Gran Buenos Aires, donde se concentra casi un tercio de la población del país, el índice de Pobreza rondó el 17,8 por ciento. El organismo difundió además que el índice de Indigencia, es decir aquellas personas cuyos ingresos no le alcanzan para comprar la Canasta Básica Alimentaria, retrocedió en el último año 1,4 puntos porcentuales, del 5,9 por ciento al 4,4 por ciento a fines de 2008.

En base a los datos informados por el INDEC, en febrero, una pareja con dos hijos de 5 y 8 años necesitó 990,96 pesos por mes para adquirir los alimentos, bienes y servicios indispensables para no caer debajo de la línea de la pobreza.

En lo que respecta al número de hogares, el INDEC detalló que a fines de 2008 el número de pobres se ubicó en el 10,1 por ciento contra el 14 por ciento de la medición anterior; mientras que el índice de indigencia retrocedió del 4,4 por ciento al 3,3 por ciento.

Los números informados por el INDEC dan cuenta de una fuerte reducción de la pobreza durante los últimos meses al caer el índice hasta el 15,3 por ciento al término del segundo semestre de este año y similar lapso de 2007.

“Los números de pobreza e indigencia que en el primer semestre del 2003 fueron en pobreza algo más del 54 por ciento, e indigencia algo más del 27 por ciento, la medición del último semestre del 2008 nos da un 15,4 en materia de pobreza y un 4,4 me materia de indigencia”, dijo Cristina.

“Son números que todavía avergüenzan y que es necesario seguir trabajando, pero revelan cuál es el trabajo y cuál es el modelo económico y político que permite precisamente que los países puedan avanzar, y que el crecimiento de la economía no sea un dato que llega a unos pocos, muchas veces grupos concentrados, sino que finalmente llega a toda la sociedad”, enfatizó la Presidenta.

Comentá la nota