Resistencia a la nueva traza de torres

Los vecinos de la Zona Oeste se reunieron en una mateada para definir los pasos a seguir en contra de la continuidad de la obra de tendido eléctrico que Transba está realizando.
Luego de que la Justicia no les diera la razón, y que se impidiera la ejecución de más pozos, los vecinos quieren otra solución.

El encuentro informal contó con la presencia de afectados y organizaciones que apoya la iniciativa. Desde hace tiempo la determinación de Transba de modificar la traza de una línea de media tensión originó un conflicto que todavía no ha sido resulto. La empresa aduce que es necesaria la obra para el mejoramiento del servicio a un sector poblacional que ha crecido. Los vecinos alegan que no están en contra de la obra, pero que no quieren que las torres pasen por sus veredas, indicando que los campos electromagnéticos que generan son maliciosos para la salud.

Los vecinos recurrieron al Concejo Deliberante primero, y a la Justicia después, quienes no encontraron ningún inconveniente para que la obra se continuara.

Ahora los afectados decidieron avanzar con una entrevista con el intendente interino, Ing. Juan Manuel Martínez, en la convicción de que "todo es en defensa de la salud y la calidad de vida" de los vecinos afectados.

Los vecinos de la Zona Oeste se reunieron en una mateada para definir los pasos a seguir en contra de la continuidad de la obra de tendido eléctrico que Transba está realizando. Luego de que la Justicia no les diera la razón, y que se impidiera la ejecución de más pozos, los vecinos quieren otra solución.

El encuentro informal contó con la presencia de afectados y organizaciones que apoya la iniciativa. Desde hace tiempo la determinación de Transba de modificar la traza de una línea de media tensión originó un conflicto que todavía no ha sido resulto. La empresa aduce que es necesaria la obra para el mejoramiento del servicio a un sector poblacional que ha crecido. Los vecinos alegan que no están en contra de la obra, pero que no quieren que las torres pasen por sus veredas, indicando que los campos electromagnéticos que generan son maliciosos para la salud.

Los vecinos recurrieron al Concejo Deliberante primero, y a la Justicia después, quienes no encontraron ningún inconveniente para que la obra se continuara.

Ahora los afectados decidieron avanzar con una entrevista con el intendente interino, Ing. Juan Manuel Martínez, en la convicción de que "todo es en defensa de la salud y la calidad de vida" de los vecinos afectados.

Comentá la nota