"Resistencia no está preparada para niños ni ancianos", afirman especialistas en urbanismo

Por las barreras que presentan en su trama urbana, la ciudad de Resistencia no facilita la circulación de niños ni ancianos. Así se desprende de la exposición que realizaron distintos especialistas en la problemática urbana en la reunión que se realizó en el recinto de la Legislatura para tratar el asunto.

La jornada fue organizada por el bloque justicialista del Concejo Municipal de Resistencia y se denominó Reunión Informativa para la Eliminación de Barreras Urbanas. La jornada contó con la presencia de representantes de diversos sectores.

Participaron de la reunión los concejales Clarisse Pasmanter, Lidia Elida Cuesta, Benito César Picón y Hugo Acevedo, representantes de la delegación chaqueña del INADI, de la UNNE, del Ministerio de Educación, del Ministerio de Desarrollo Social, de institutos de enseñanza privada, escuelas públicas, organizaciones civiles, ONG’s y trabajadores municipales.

"Las barreras urbanas son todos los obstáculos que afectan la circulación de las personas. Todos los ciudadanos nos vemos perjudicados por ellas, pero para las personas con discapacidad las barreras urbanas actúan en menoscabo de sus derechos y coactando sus libertades", dijo Pasmanter, al presentar la jornada.

"La eliminación de barreras urbanas para garantizar el acceso al medio físico es fundamental para el ejercicio de derechos y libertades en igualdad de condiciones. Este es el punto de partida para alcanzar el desarrollo pleno de la personalidad, el mayor grado de auto valimiento posible y una vida independiente", explicó.

De hecho la Asociación Acceso Ya, una Organización No Gubernamental sin fines de lucro que trabaja sobre el problema de la accesibilidad de las personas con discapacidad, hizo un relevamiento que indica que el 85% de las escuelas, el 70% de los colectivos, más del 93% de los lugares gastronómicos y el 71% de las sucursales bancarias son inaccesibles para personas con discapacidad.

La especialista Celmira Rey, que viene trabajando desde hace más de 15 años sobre los problemas de accesibilidad desde el Instituto de Geografía de la UNNE, aseguró que "ningún entorno físico debe ser diseñado para excluir a grupos de personas".

La profesional dio un detallado informe de las deficiencias encontradas en la ciudad que impiden una libre circulación. Propuso llevar a cabo un diagnóstico total de la ciudad y sus barreras urbanas y poner sus conocimientos a disposición del Ejecutivo municipal para mostrar cómo se debe modificar la ciudad.

"La ciudad no está preparada para los niños ni para los ancianos. Está fabricada para los adultos que circulan en autos, desechando la capacidad innata que tenemos los seres humanos de caminar", explicó.

Desde el área de Educación Especial del Ministerio de Educación se recordó el convenio firmado con Conadis (Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas) en 2004 en el marco del programa de la ley de cheques. A través de este, el Ejecutivo Municipal está habilitado para gestionar fondos para poner en práctica programas y proyectos destinados a personas con discapacidad.

Comentá la nota