Se resiste a renunciar y dice que la decisión la tiene el Congreso

El jefe del Central cree que la Justicia lo ratificó; evitará ir al choque con el Gobierno
En medio de la confusión por su suerte en el Banco Central, Martín Redrado negó anoche que fuera a renunciar, rechazó las interpretaciones jurídicas que lo consideran suspendido en su cargo de presidente de la entidad monetaria y afirmó: "Ahora el Congreso tiene la palabra".

Fue a las 20.30, cuando se retiró del edificio del banco. Poco después, el Gobierno advirtió que no lo dejaría volver a entrar. Sus allegados indicaron que no pretende "ir al choque" con la Casa Rosada y es probable que no se presente a su despacho el lunes.

Pero insistirá en que todavía es el presidente del Banco Central y, aunque resignado a que será removido, apuesta a poder presentar un descargo sólido ante la comisión bicameral que debe discutir su remoción, pedida por la presidenta Cristina Kirchner.

La primera reacción de Redrado se conoció ayer por la tarde, por medio de un largo comunicado.

"El procedimiento legal exige que, con carácter previo a la remoción, la Presidenta recabe la intervención previa de la comisión bicameral, a los efectos de que emita un dictamen sobre la existencia o no de las causales que justificarían, en su caso, la remoción. El fallo de la Cámara reconoce que este procedimiento no se ha cumplido", señaló.

Además, Redrado criticó los criterios usados por el Gobierno para intentar alejarlo de su cargo. La Presidenta lo acusa de incumplimiento de los deberes de funcionario público, pero Redrado argumenta que tanto el fallo en primera instancia de la jueza María José Sarmiento como el de la Cámara en lo Contencioso Administrativo confirman que la suspensión judicial del decreto para usar reservas para el pago de deuda invalidan la acusación.

"De todo ello se desprende que la Cámara considera que no se ha producido el desplazamiento del presidente del Banco Central; y que por existir la voluntad de sanear el acto que dispuso la remoción del presidente es suficiente cautela que no se designe, con carácter definitivo, su reemplazante", añadió el texto.

Según su versión, "la única lectura posible del fallo es la plena vigencia del artículo 9 de la carta orgánica [del BCRA]. Así lo disponen las camaristas de forma plena".

Sin embargo, a medida que pasaban las horas el economista se fue quedando sin respaldos. La mayoría de los líderes parlamentarios coincidieron con la interpretación de que el fallo lo estaba suspendiendo del cargo.

La embestida posterior del Gobierno lo convenció de mantenerse centrado en su defensa ante el Congreso y evitar un choque directo, que podría derivar en que la policía le impida entrar en el banco.

"La Presidenta está cada vez más sola"

La mirada de los medios internacionales volvió a ser impiadosa con el Gobierno en relación con la crisis por el uso de reservas para pagar deuda. Ayer fue el diario español El Mundo el que se encargó de cuestionar la gestión de Cristina Kirchner, en un artículo crítico titulado "La presidenta Kirchner está sola". Firmado por su corresponsal en Buenos Aires, el texto sostiene: "Ninguno de sus supuestos conspiradores la perjudicó tanto como su más firme aliado, el ex presidente Kirchner". Y añade que "el Gobierno se enreda en una maraña de problemas".

Reacciones

"El fallo dijo que el obrar de la Presidenta fue ilegal y que no puede designar otro titular del BCRA"

ELISA CARRIO

Diputada (ARI-CC)

"Redrado está fuera del Banco Central y no debería estar más. Una alternativa es sacarlo por la fuerza pública "

MIGUEL PICHETTO

Senador (Frente para la Victoria)

"A partir de hoy Redrado no debería ir al banco, pero tampoco se puede designar a otro en su función"

FEDERICO PINEDO

Diputado (Pro)

Comentá la nota