Residencia para discapacitados

La Asociación Olímpica Especial impulsó desde hace cuatro años la construcción de una residencia para personas mayores de 18 años huérfanos, abandonados o que tengan inconvenientes económicos para poder vivir. La construcción del hogar, ubicado en Maipú 522 (sede de la asociación) concluyó en enero de 2009 y cuenta con la habilitación municipal y está listo para ser inaugurado, pero aún falta la autorización por parte de la Secretaría de Salud y los cargos dispuestos por la Provincia.
La residencia fue edificada en la asociación con fondos de la Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la Nación; del gobierno nacional, provincial, municipal y empresas privadas de la ciudad.

Al respecto Jaime Panozzo, presidente de la Asociación Olímpica Especial, comentó a UNO que la residencia es un sueño hecho realidad. Si bien la asociación nació para impulsar la práctica deportiva y la integración de las personas con capacidades diferentes del país, en la marcha se dieron cuenta de que había otras necesidades también importantes y que quisieron saldar.

La idea, contó Panozzo, surgió de Adela Lifschitz y tuvo un enorme eco en el grupo. También había sido expuesta la inquietud por parte de quienes tienen familiares discapacitados, quienes plantearon ciertos inconvenientes que se les pueden presentar en un futuro.

Cargos y habilitación. Hace un tiempo realizaron un acuerdo con el gobierno provincial por el cual este se comprometía a aportar personal para cubrir determinadas actividades dentro de la residencia, y por otro lado dijeron: "Necesitamos la habilitación del órgano de contralor, que en el caso del gobierno provincial es la Secretaría de Salud para poder inaugurar el lugar y comenzar a trabajar. "En eso andamos porque todavía no han podido ir a verificar el estado en que se encuentra la residencia para poder ponerla en marcha", contó, y especificó que ya cuentan con la habilitación municipal.

Comentá la nota