Las reservas de petróleo y gas de Neuquén cayeron 40% en 5 años

Así lo determinan los datos de la Secretaría de Energía de la Nación. A nivel nacional se encuentran en su nivel más bajo en los últimos 30 años.

Entre 2000 y 2008 se incorporó la mitad de reservas que en la década de los ‘90.

Neuquén > Las reservas de hidrocarburos de la provincia de Neuquén y de todo el país han caído considerablemente en los últimos años. Las políticas erráticas, la falta de inversiones y el incremento del consumo han dejado al desnudo la situación alarmante en que se encuentra la Argentina, y el camino parece ir directo hacia la pérdida de la independencia energética.

Las reservas comprobadas de petróleo de la provincia de Neuquén cayeron un 42,3 por ciento en los últimos 5 años, al pasar de 98.253 Mm3 en 2004 a 56.564 el año pasado, según datos de la Secretaría de Energía de la Nación.

Mientras que en materia gasífera la situación es similar. Las reservas comprobadas de gas el año pasado (159.316 MMm3) contabilizaron un 40% menos que en 2004 cuando se registraron 265.411 MMm3.

Pese a que los números son negativos, eso no significa que la tendencia no se pueda revertir, ya que el concepto reserva está ligado a la economía. Es decir, que los valores actuales tienen estrecha relación con los precios de los hidrocarburos, las políticas energéticas, la producción, las inversiones y las decisiones de las operadoras.

Por lo tanto, un cambio de la coyuntura política y económica podría hace que se vuelquen más inversiones para sacar el petróleo que hoy no es comercialmente viable.

Según un informe del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, a nivel nacional, las reservas de petróleo de 400.724 Mm3 a fines de 2008, son alrededor de un 4 por ciento menores que las registradas al 31 de diciembre de 2007.

Más preocupantes son las cifras correspondientes a las reservas comprobadas de gas natural, de 398.529 MMm3, lo que representa una caída del 10 por ciento respecto de 2007.

Así, las reservas comprobadas actuales de hidrocarburos son actualmente un 34 por ciento menores que las que había 10 años atrás, y un 27 por ciento menores que a fines de los ‘80. Peor aún, las reservas comprobadas de hidrocarburos se encuentran en el punto más bajo desde 1978.

Este retraso de la adición de reservas respecto a la producción de hidrocarburos resulta en una disminución de las reservas netas incorporadas del 43 por ciento en relación a la década pasada, lo que pone en riesgo el autoabastecimento energético del país a corto plazo.

La caída de las reservas se mantiene incluso a pesar de la disminución en la producción de hidrocarburos que se ha presentado durante en los últimos 5 años, tanto en el caso del petróleo como en el del gas natural.

Las políticas de exploración han fallado en prever o siquiera acompañar el incremento de la demanda, y en consecuencia, la relación reservas-producción continúa disminuyendo de manera sostenida.

Exploración

La exploración de hidrocarburos en el país, y en consecuencia la incorporación de reservas, han bajado notablemente durante los últimos años.

La cantidad de perforaciones alcanzó un valor máximo en el año 1995, para luego disminuir casi constantemente durante la década posterior, hasta volver a un nivel promedio de alrededor de 54 pozos durante los últimos tres años.

Si se contempla el comportamiento de las actividades exploratorias por década, se observa que el promedio anual de pozos de exploración terminados ha disminuido hasta alcanzar menos de la mitad del valor que presentaba durante las décadas del ‘80 y del ‘90, indica el informe del IAE General Mosconi.

Las reservas comprobadas han disminuido en gran parte como resultado de la baja en las actividades de exploración, cuyo aporte a las reservas no ha logrado estar a la par del incremento en la producción.

Además, las empresas no han arriesgado y han ido a lo seguro. Lo persistente exploración en zonas conocidas ha arrojado como resultado una pobre performance en cuanto a la incorporación de reservas que no ha podido siquiera acompañar el ritmo de la producción.

La última década evidencia la peor performance petrolera de los últimos 30 años en el país con la menor cantidad de pozos de exploración terminados, que pese a un mayor porcentaje de éxito, han arrojado el menor aporte neto a las reservas de las últimas tres décadas.

Producción

En cuanto a producción, los primeros meses de este año, no han arrojado buenos resultados. Según datos de del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), en mayo, la variación interanual marcó una mejora considerable del 21,7 por ciento al pasar de los 82,883 m3 diarios de 2008 a los 100,941 de este año.

Y en gas repuntó un 2,5% al comparar los 132,059 Mm3 al día producidos en mayo de 2008 con los 135,368 del año pasado.

En Neuquén, la producción de petróleo en mayo de 2009 cayó un 9,25 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado, al registrar 22,811 m3 por día versus 25,135 m3 diarios.

En gas la provincia también tuvo un retroceso. En mayo de este año se produjeron 66,031 Mm3 gas contra los 69,861 de igual mes de 2008, lo cual representa una caída del 5,48%.

Comentá la nota