Reserva hotelera en Capital: 15% menos que el año pasado

La baja también se registra en el interior. Hay expectativas de aumento a partir de esta semana.
Las minivacaciones generadas por los asuetos del 26 de diciembre y del 2 de enero no generaron un aumento significativo en el turismo local. En Capital hubo un 15 por ciento menos de ocupación hotelera que para el mismo período en el 2008. En el resto de los departamentos turísticos también hubo una baja en las visitas. Según los entendidos, se debe no sólo a la incertidumbre generada a partir de la crisis económica. Sostienen que hay un cambio en el modo de vacacionar. Y desde todos los organismos relacionados al turismo esperan que la situación mejore a partir de esta semana.

Pasaron los dos feriados largos de la Navidad y del Año Nuevo y desde la Secretaría de Estado de Turismo, Cultura y Medio Ambiente se quiso conocer el impacto que generaron en el turismo interno. Para ello hicieron un sondeo de reservas y ocupación entre el 19 y el 31 de diciembre, con cada uno de los municipios de los principales departamentos turísticos. Los resultados no fueron muy alentadores. Hasta el 31 de diciembre en Capital hubo un 37% de ocupación hotelera. Ahora descendió a 30%. El año pasado, para esta misma época, el nivel de ocupación en la ciudad era del 45%. En Jáchal y Valle Fértil se dio una situación similar con ocupación de 45 y 47% respectivamente entre el 19 y el 31 de diciembre (en el 2008 fue del 50%). Sólo en Calingasta e Iglesia los números fueron más positivos con un 60% de ocupación en cada uno de estos departamentos en el periodo mencionado.

Augusto Nehín, representante de la Cámara Hotelera y Gastronómica de San Juan, sostuvo que esta baja en la actividad turística con respecto a años anteriores se debe, principalmente, a la crisis económica. También, que confía que la situación mejore a partir de esta semana. "El turismo a nivel nacional se ha visto afectado por la crisis -opinó-. La gente duda en vacacionar en algún centro turístico y espera hasta último momento para confirmar una reserva, cuando antes se hacía con seis meses de anticipación. Por eso esperamos que a partir de la segunda quincena de enero, todo comience a mejorar".

Por su parte, Aníbal Moreno, director de Turismo de la provincia, consideró que no sólo la crisis es responsable de la baja en las reservas. Sostuvo que también influyó el cambio que hubo en la forma de vacacionar. "Antes se vacacionaba por 15 ó 30 días de acuerdo a los días que le correspondía a cada trabajador -afirmó-. Hoy la tendencia indica que se prefiere dividir las vacaciones tomándose unos días en verano y otros en invierno, acortando la estadía en los centros turísticos".

Comentá la nota