Al rescate de la fauna silvestre

Crece la cantidad de ejemplares de avifauna que aparecen en la costa local, con signos de accidentes, enfermedades o cansancio. La Fundación Reserva del Puerto se ocupa de rescatarlos y derivarlos para su tratamiento.
En los primeros ocho meses de este año, fueron 49 los rescates de distintos ejemplares de avifauna marina que rescató el jefe de guardafaunas de la Fundación Reserva Natural del Puerto de Mar del Plata, Eduardo Bracco.

Desde hace más de 10 años la fundación realiza tareas de recuperación de animales, sobre todo en el litoral marítimo y en la franja costera que va desde Mar Chiquita hasta Miramar.

Esta tarea, que se realiza ad honórem y no cuenta con ningún tipo de apoyo oficial, es llevada a cabo por voluntarios de la fundación. En forma excluyente los rescates son realizados por el vicepresidente y jefe de Guardafaunas de la fundación, Eduardo Bracco, quien durante estos años ha realizado gran cantidad de cursos, intercambios y talleres relacionados con el tema, a fin de perfeccionarse en cuanto a las metodologías de trabajo y necesidades de cada tipo de animal que requiere rescate.

La mayoría de los animales rescatados este año fueron trasladados y derivados a un Centro Oficial de recuperación de avifauna marítima, de la zona sur de Mar del Plata, para su cura y posterior liberación.

La entidad, presidida por Fernando Evangelista, ha realizado este año un informe detallando los rescates efectuados, siendo el balance el siguiente:

En enero se rescataron 4 gaviotas cocineras, 3 pingüinos magallánicos y 1 petrelcito de las tormentas. En febrero, 2 gaviotas cocineras y un lobo de 1 pelo. En marzo, 2 lobos de 2 pelos y un pingüino magallánico. En abril un lobo de 2 pelos, en mayo 2 gaviotas cocineras. En junio, en tanto, debieron ayudar a un mirasol chico y dos pinguinos magallánicos y en julio a un flamenco adulto y 5 pinguinos penacho amarillo, estos últimos empetrolados. Finalmente, en agosto aparecieron en la costa 3 pingüinos magallánicos, 2 pinguinos penacho amarillo, una maca zambullidora grande, 2 biguás, una gaviota cangrejera anillada, un flamenco adulto, 9 lobos de 2 pelos, 2 petreles gigantes y dos albatros de ceja negra.

Según informaron desde la fundación "año a año, se incrementa notoriamente la cantidad de ejemplares que deben ser recuperados en condiciones de riesgo. En algunos casos, como en el de las aves, por accidentes o mordeduras de perros cimarrones y en otros con evidentes signos de desnutrición provocada por las grandes distancias que tienen que cubrir -sobre todo las especies marinas- en busca del alimento en una zona donde el recurso es cada vez menor".

La fundación recomendó a quienes encuentren un ejemplar de fauna silvestre en condiciones precarias o fuera de su hábitat, que "no intenten modificar su situación". Lo más seguro y beneficioso es llamar inmediatamente a la Prefectura Naval Argentina (106), a Defensa Civil (103) o a Emergencias de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (911). Estas instituciones se comunicarán con la fundación.

Comentá la nota