Rescataron a los pasajeros que iban a bordo del crucero que encalló en la Antártida

Fueron auxiliados por un barco de bandera chilena, que ahora los traslada hasta la base Freire del vecino país. El "Ushuaia" chocó ayer contra una roca y quedó varado.
Las 122 personas que viajaban a bordo del crucero "Ushuaia", que ayer quedó varado cerca de la Antártida, fueron rescatadas esta mañana por un barco de la Armada chilena.

Cerca de las 8.15, los 89 pasajeros y los 33 tripulantes fueron traspasados en lanchas al barco "Aquiles", que los llevará hacia la base chilena Presidente Frei. Una vez allí, serán llevados hacia el continente vía aérea.

El jefe de prensa de la Armada argentina, capitán de navío Roberto Ulloa, explicó que el rescate "finalizó con éxito" y adelantó que "el salvataje del buque llevará más tiempo" porque "quedó apoyado sobre una piedra" y "hay que tener mucho cuidado al sacarlo".

Ulloa agregó que en la zona donde quedó varado el crucero se encuentra también el buque "Lautaro" de la Marina chilena, que "tratará de sacar el combustible" derramado a raíz del incidente.

De todos modos, consideró que el combustible derramado no representa un "riesgo para la ecología porque el buque Ushuaia actuó con rapidez" en las maniobras de emergencia que habitualmente se siguen para evitar la contaminación en el mar.

"Si bien inicialmente hubo derrame de combustible y entrada de agua, rápidamente se puso la barrera de contención que es una especie de flotador que contiene a combustible al lado del buque y no permite que se disperse", describió Ulloa.

Ayer al mediodía, la Armada Argentina recibió "un alerta" del buque "Ushuaia" , que había encallado en la bahía Guillermina, al noroeste de la Antártida y a unos 300 kilómetros al sudoeste de la base argentina Vicecomodoro Marambio.

El crucero había salido hace algunos días del puerto de la capital fueguina para "un viaje de placer" que incluía llegar hasta territorio antártico e islas del Atlántico Sur. El barco fue construido por la Agencia Norteamericana de Investigaciones Oceánicas y Atmosféricas hace casi 40 años y reacondicionado en forma lujosa por una agencia local para transportar pasajeros.

Cuenta con 41 cabinas y suites para prestar servicios hasta 84 pasajeros, además de amplios espacios en cubierta y el puente abierto. El incidente se produjo en el inicio de la llegada de cruceros al país y en una zona de destino de medio centenar de embarcaciones de lujo.

Comentá la nota