Repuntó el consumo masivo, con una suba en el último bimestre cercana al 3%

Las ventas de artículos básicos en supermercados, almacenes y autoservicios mejoró en términos interanuales, frente a las caídas de los últimos meses
Luego de un semestre poco alentador en materia económica, el consumo masivo comenzó en julio a mostrar señales de reactivación y 2009 cerraría con cifras más optimistas a las estimadas por los analistas a comienzos de año. Algunos, consideran que el número muy alentador del mes pasado estuvo influenciado por la Gripe A, que instó a la gente a quedarse en el hogar y, por ende, comprar más.

De acuerdo con datos bien frescos de la consultora AC Nielsen, que presentará este jueves en las 6º Jornadas de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) en el Centro Costa Salguero y que adelantó a El Cronista, de registrar caídas interanuales en los primeros meses del año, durante el bimestre junio–julio la tendencia se revirtió y el consumo de 85 categorías de productos creció 2,6% en supermercados, almacenes y autoservicios independientes. Según destacó el gerente de Retail Services de la consultora, Osvaldo del Río, "es el primer bimestre del año que da positivo", ya que en diciembre–enero reflejó una caída de 0,8%, en febrero–marzo, de 2% y en abril–mayo, 0%. Pese al reciente repunte, en el acumulado de todo el año, el consumo todavía muestra una disminución de 0,2%.

Por su parte, el director de Calidad de CCR, Daniel Moreira, coincidió con su colega sobre los números, e incluso fue más alentador. "En julio, el consumo creció entre 6% y 7% interanual, en gran parte, debido a que la gente se quedó en su casa por la Gripe A. Se produjo un cambio de modalidad de consumo", afirmó el directivo.

Súper arriba

Al realizar la apertura por canales –explicó Del Río–, en lo que va del año las ventas en el supermercadismo crecieron 4,3%, en los almacenes se mantuvo y en los autoservicios independientes cayeron 1,9%, lo que muestra que la mejor performance la siguen teniendo las grandes cadenas. La facturación total de los supermercados creció en julio 18% respecto del mismo mes del año pasado, mientras que la acumulada del año mostró una suba de 16,6%. Entre enero y julio, las cadenas facturaron $ 29.500 millones. El directivo de AC Nielsen explicó que al analizar la evolución de todos los rubros que comercializan los super, el consumo de los non food –que no son tenidos en cuenta en las 85 categorías previamente mencionadas– cayó fuertemente. "Más de 50% de la facturación la hacen con alimentos, bebidas, cosméticos, productos de limpieza", remarcó Del Río, al agregar que "la gente dejó de comprar productos que no son de primera necesidad, pero no resignó lo básico".

Aunque los productos de consumo masivo es lo último que la gente deja de consumir en épocas de crisis, los datos del último bimestre resultan igualmente alentadores porque los meses previos habían mostrado caídas. A comienzos de año, la población estaba más conservadora, incluso, para comprar este tipo de artículos porque había una expectativa de crisis mucho más profunda de la que realmente se desencadenó. Hoy, hasta las consultoras económicas que anticiparon que la Argentina se encontraba en recesión, mostraron en julio subas mensuales, por primera vez desde octubre pasado. En el caso de Orlando Ferreres, el aumento fue de 0,8% con respecto a junio, mientras que para Gabriel Rubinstein, el incremento fue de 0,4%. Las comparaciones interanuales, sin embargo, dicen siguen muy negativas. Para AC Nielsen y CCR, el consumo a fin de año crecerá entre 1 y 2%.

Comentá la nota