Repunta el movimiento comercial en Balcarce

Luego de una parálisis del sector se incrementaron las inversiones. Subieron los pedidos de habilitaciones comerciales y construyen nuevos locales.

BALCARCE (Corresponsal).- Al igual que en el restos de las ciudades en las que el motor de sus economías se basa en el sector agropecuario, Balcarce padeció una marcada parálisis comercial durante los meses que se extendió el conflicto rural. Es decir desde el 11 de marzo al 7 de julio.

Esos más de cuatro meses fueron letales para la economía local, la cual acusó el impacto y se registraron cortes en las cadenas de pagos.

Esto, sumado a un desaliento generalizado, hizo que la expectativa sobre la economía lugareña fuera retrocediendo y el horizonte próspero del campo se perdiera.

Sin embargo, muchos de los productores que no sabían qué camino tomar y se encontraban abocados al paro de actividades encontraron en el rubro inmobiliario un norte de confianza donde poder invertir.

Esto se desprende de un resumen de la actividad comercial al cual tuvo acceso LA CAPITAL, donde se destaca que en el mes de julio la habilitación de comercios comienza a salir de su letargo y en agosto y setiembre explota en gran forma.

El registro correspondiente de la Dirección de Inspección General de la comuna da cuenta que en julio se habilitaron 22 locales comerciales y en agosto 29, donde la gran mayoría inició su actividad y otros se expandieron o abrieron nuevos depósitos.

En el mismo surge que los rubros que más son elegidos tienen que ver con la alimentación y en particular la gastronomía y, en otro orden, las casas de indumentarias y prendas de vestir.

Auge post conflicto

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria, Ricardo Stoppani, indicó que si bien no hay parámetros del crecimiento que ha tenido el sector se aprecia a simple vista que la resolución del conflicto del campo coincide con la recuperación de los comercios en general.

Stoppani analizó que Balcarce, como otras ciudades del interior, está cautiva de la situación del campo y todo se genera a partir de la rentabilidad que tiene el sector. Esto implica que en tiempos de bonanza el comercio en general funciona sin mayores problemas.

Por su parte, el consultor inmobiliario Daniel Manzanares precisó que en la primera mitad de la crisis del campo se fue perdiendo la expectativa y que a muchos los tomó por sorpresa y se inmovilizaron sin saber qué hacer. En cambio, en la segunda los productores encontraron una buena posibilidad de invertir en inmuebles debido a que muchos de ellos habían bajado de precio por la baja en la cantidad de operaciones inmobiliarias.

Por ejemplo, en la esquina céntrica de calles 18 y 21 se construyó el pasaje "1910", donde una importante cantidad de comercios posibilitó que la zona mejorara y de esa manera se extendiera la famosa "vuelta del perro" como ocurre en los pueblos.

Ese centro comercial fue acompañado por un edificio de departamentos en cuya planta baja se están terminando de construir locales, los cuales ya fueron todos vendidos.

Manzanares comentó que la mayoría de las operaciones estuvieron radicadas por personas que están vinculadas con el sector agropecuario. Entre los inversores también se destacan personas oriundas de Mar del Plata y Buenos Aires que en muchos casos optan por radicarse en Balcarce escapando a la inseguridad y también atraídos por la ubicación geográfica cercana a las sierras y el mar y el potencial económico de la ciudad.

Todo este movimiento ha provocado que los operadores inmobiliarios tuvieran que confeccionar una lista de espera para alquilar locales en el radio céntrico.

Comentá la nota