Repudio del Concejo a los métodos violentos de organizaciones sociales

En el oficialismo compararon la ocupación con la coacción de las libertades políticas de la dictadura. Radicales y kirchneristas también se manifestaron contra la metodología de protesta. Pero con una diferencia: también cuestionaron al gobierno municipal.-

El oficialismo y la oposición coincidieron ayer en repudiar la toma violenta del Concejo Deliberante que llevaron adelante el martes, por más de cinco horas, cooperativistas y organizaciones sociales en reclamo de la firma de un contrato con el Municipio. La diferencia fue que, mientras el bloque de Acción Marplatense sólo centró su rechazo en el accionar de las organizaciones, otras bancadas también pusieron el eje en la "falta de respuestas políticas" del gobierno municipal.

El presidente del Concejo, Marcelo Artime (AM), anunció la presentación de un proyecto de rechazo a los actos de violencia. Pedirá que se apruebe en la sesión plenaria de hoy, en la que aprovechará para solidarizarse con los empleados municipales y periodistas agredidos y para agradecer al personal del cuerpo legislativo que colaboró en el reordenamiento del recinto.

"Creo que hay que sincerar quiénes son los líderes de estas organizaciones sociales, porque estas cosas no pueden pasar", advirtió Artime, y agregó, duro: "No es lo mismo tomar el Concejo Deliberante que cualquier otra oficina. Es un lugar de todos los marplatenses, no sólo de los concejales. De hecho, permanentemente recibimos a distintos sectores en el recinto. Pero nadie entra a los golpes. No hay derecho a hacer eso".

Artime, que ayer recibió una llamada solidaria del ex intendente radical Ángel Roig, dijo que el Concejo "estuvo tomado por las fuerzas armadas" durante la última dictadura militar, con lo que dejó entrever que acciones como la del martes remiten a esa forma de coacción de las libertades políticas.

Para la jefa del bloque radical, Cristina Coria, la manera de ejercer un reclamo "no es a través de hechos de violencia, como la agresión a empleados y a un policía que nada tenían que ver". "Esa es una metodología que no comparto, que vulnera derechos. El Concejo es un emblema de la democracia. Creo que hay que hacer un llamado a la reflexión", mencionó.

Con todo, Coria señaló que el conflicto estaba anunciado porque el Ejecutivo local "tenía inconvenientes en la implementación" de los programas sociales con cooperativas de trabajo. "Estas organizaciones venían exigiendo respuestas desde hacía tiempo. A mi juicio faltaron explicaciones políticas del gobierno municipal. No hubo respuestas claras y ayer (por el martes) se notó".

Casi con palabras calcadas, Guillermo Schütrumpf (GEN-Coalición Cívica) aseguró no compartir el método de protesta y repudió la actitud de los manifestantes, pero advirtió que el Ejecutivo "debería haberlo evitado".

Los concejales opositores se encargaron de remarcar, además, que los bloques a los que pertenecen apoyaron y estuvieron "en todo momento" tratando de resolver el conflicto sin violencia. "Las concejales Verónica Beresiarte y Leticia González fueron las que mediaron con las organizaciones para que eso fuera posible, pero el oficialismo nunca las reconoció", lanzó Schütrumpf. Y acusó a Artime de "hacer un aprovechamiento mediático" de la situación.

"La agresividad y la violencia del reclamo fueron lamentables. No lo entendemos porque en general siempre hemos abierto nuestros oídos al problema de las cooperativas. Hemos trabajado mucho en el tema", opinó la kirchnerista Viviana Roca (Frente Nacional y Popular Marplatense).

La concejal defendió el sistema de cooperativas de trabajo, recordó las ordenanzas que aprobó el Concejo para fomentarlo y subrayó que el Ejecutivo "tiene que armar una unidad de gestión con integrantes de distintas áreas del Municipio" para implementar los programas.

También le pasó una factura al intendente por no haber recibido a los bloques cuando pidieron reunirse con él en la misma mañana del martes. "Eso nos molestó, porque no vimos una actitud clara de Pulti", dijo. Y lamentó "que la resolución política tardara en llegar" y que el manejo del conflicto "no haya sido eficaz por parte de la Secretaría de Gobierno".

Comentá la nota