La UCR repudio el ataque y aseguró que luchara contra la violencia

El centenario partido cerró filas para repudiar lo ocurrido el viernes contra el senador Morales y el auditor Leandro Despouy.

La dirigencia radical en pleno repudió el ataque sufrido por el presidente del Comité Nacional de la UCR Gerardo Morales en un hecho violento ocurrido el viernes en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas y en el que también resultó agredido el titular de la Auditoría General de la Nación (AGN) Leandro Despouy, quien se aprestaba a disertar sobre "El control y los nuevos desafíos", en el marco de un seminario organizado por el radicalismo jujeño.

El centenario partido sentó una posición orgánica ante el accionar vandálico y violento protagonizado por un grupo de militantes enrolados en las filas de la organización social "Libertad", que irrumpió en el hall lanzando huevos y arrasando con todo a su paso, amedrentando al público que esperaba el inicio del seminario. El resultado del accionar terminó con los vidrios del edificio rotos, daños en el mobiliario y personas enchastradas de pies a cabeza.

En el ataque tampoco faltaron los forcejeos, las trompadas lanzadas al aire y el desconcierto de propios y extraños, ante el descontrol de la horda de manifestantes que criticaron y amenazaron al senador y máxima autoridad del radicalismo nacional, por su insistente pedido para que las organizaciones sociales de la Provincia rindan cuentas del dinero que les envía el gobierno central. Fue un verdadero caos, con periodistas que fueron el blanco de los ataques.

"Nosotros no estamos dispuestos a vivir en Jujuy de esta manera, con conflictos recurrentes y con grupos organizados armados", advirtió Morales al iniciar la conferencia de prensa que encabezó en el Comité Provincia y en la que estuvieron presentes no sólo las principales figuras partidarias, sino también legisladores nacionales y provinciales de la fuerza política y hasta el titular de la AGN.

Morales no guardó palabras para ponerle nombre y apellido a quien sindicó como la principal responsable de la situación de violencia social que vive Jujuy. "Este clima nace en algunas organizaciones financiadas por el Gobierno nacional, que es el responsable exclusivo de lo que está sucediendo", apuntó. Dijo que "esto replica territorialmente y tiene su expresión a nivel local en organizaciones que reciben recursos de la Nación, como la Tupac Amaru, liderada por Milagro Sala, que es la responsable por lo ocurrido".

"Ahora van a realizar una marcha este lunes (por hoy) para repudiarme y seguramente vendrán al partido, pero nosotros les vamos a contestar con más institucionalidad", afirmó en un tono enérgico Morales, redoblando la apuesta y anticipando que desde la UCR van a luchar en este tema hasta llegar al fondo de la cuestión.

Comentó que por el acto de violencia se efectuó la denuncia pertinente en el Juzgado de Instrucción a cargo de Raúl Gutiérrez y que también se formuló una de igual tenor ante el fuero federal, por haber resultado agredido el auditor de la Nación. También en su descargo Morales denunció la pasividad del Gobierno Provincial ante semejante atropello y anticipó que pedirán desde el partido una información a la Justicia para saber qué se hizo con todos los hechos de violencia en la Provincia.

Morales, una figura política de trascendencia a nivel nacional, pidió a partir de este hecho una custodia policial para su domicilio particular, "algo que nunca había necesitado en Jujuy".

El titular de la AGN sostuvo que no fue un escrache sino un acto de agresión con rasgos vandálicos.

Comentá la nota