REPUDIO ANTE LA POSIBLE INSTALACION DE UNA NUEVA PASTERA EN URUGUAY

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Busti, y los legisladores nacionales, Cristina Cremer y Gustavo Zavallo, expresaron su más enérgico repudio ante la posible instalación de una nueva pastera sobre el Ríos Uruguay, según se conoció ayer a través de medios de prensa uruguayos •
Se trata de la empresa Stora Enso, que, tras un acuerdo concretado con Ence, accedieron a la mayoría de las inversiones analizando la posibilidad de ubicar su planta en Fray Bentos.

Busti sostuvo que "no es el modelo productivo que los entrerrianos en general y los gualeguaychuenses en particular, quieren para la región. Esta defensa del medio ambiente, realizada de manera contundente en marchas multitudinarias a lo largo de cincos años, demuestra que el pensamiento basado en el derecho a elegir y sostener ese modelo".

"Sabemos también que, si bien a las empresas extranjeras poco les importa que piensa la comunidad, no van a poder crecer, no van a poder desarrollarse normalmente, en medio de un conflicto de alcance internacional, sin licencia social", sostuvo el ex gobernador.

"Porque el Río Uruguay no les pertenece sólo a los uruguayos -agregó- menos a quienes irresponsablemente, como sus dirigentes gubernamentales, poco les importa su sustentabilidad en el tiempo. Es un recurso compartido también por los entrerrianos, por Gualeguaychú, Colón, Uruguay, Concordia y las demás ciudades costeras, con el mismo derecho que los que están en la otra orilla, por eso las decisiones, el destino del río, debe ser regido por ambas comunidades".

"A las empresas tampoco les interesa si argentinos y uruguayos, entrerrianos y rionegrinos, gualeguaychuenese y fraybentinos, tienen una historia en común, sólo piensan en devastar la zona sin importarles el conflicto social y bilateral suscitado por su instalación", remarcó Busti.

Finalmente el titular de la Cámara de Diputados expresó: "En esto cuenta la irresponsabilidad de la dirigencia uruguaya, porque tanto la instalación de Botnia, como la posible de Stora Enso, sólo provocó y agrava el conflicto social y bilateral, sólo ha generado divisiones entre vecinos con historias en común". (APF.Digital)

Comentá la nota