Repudiaron el aporte de las mineras en las instituciones educativas

Los integrantes de la Asamblea Ambientalista del NOA (ASANOA), repudiaron la injerencia de las empresas mineras en la Educación. Y es que entienden que estas empresas, que en algunos casos son acusadas de ser responsables por contaminar el ambiente, "aportan fondos a las instituciones educativas con la intención de `lavar` su imagen frente a la sociedad".
Esta y otras fueron las conclusiones a la que arribaron los vecinos en el 4º Encuentro de ASANOA, que se realizó el fin de semana que pasó en Cafayate con la participación de representantes de asambleas y organizaciones de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero.

Entre otros antecedentes, se sabe de las subvenciones que dan algunas mineras (cuestionadas por su acción sobre el ambiente), a algunos programas universitarios en casas de altos estudios que son estatales. A ello se suma, inclusive, la creación de manuales para las escuelas primarias que en algunas provincias fueron pagados por las empresas mineras para luego repartirlos a los alumnos. Un ejemplo claro, es el que surge de un comunicado de Minera Alumbrera fechado en mayo de 2004, en el que se indica que "Carlos Marsilli, director del Colegio Polimodal N° 12 de Santa María, conoce los programas de Minera Alumbrera al dedillo. Esta institución -que este año estrena 400 metros cuadrados gracias a la colaboración de materiales y equipamiento provistos por Minera Alumbrera para darle continuidad a la tarea educativa de esta emprendedora escuela- mantiene una prolongada relación con la empresa que comenzó en el `95. No sólo se capacitaron los primeros operadores de la mina en estas instalaciones, sino que existe una relación de ida y vuelta, dado que los docentes del colegio fueron capacitados en Bajo de la Alumbrera. El objetivo era conocer a fondo el trabajo de la minera y así poder darle un perfil a la tecnicatura que fuera de utilidad para ambas organizaciones".

Dos años después, referentes de la Minera fueron procesados en Tucumán por el supuesto delito de contaminar. A fin de contrarrestar esta realidad, los vecinos apuntan a promover y generar espacios de autoformación desde la perspectiva de la educación popular, "sin resignar la articulación con los docentes de la educación formal", indicaron.

Denuncias a funcionarios

Otras conclusiones establecidas por los integrantes de ASANOA fue avanzar en el reclamo y la denuncia del desempeño de funcionarios a cargo de las áreas de ambiente, recursos naturales y salud, "que por acción u omisión terminan legitimando el accionar de las empresas contaminantes". Ante la criminalización de las protestas socio-ambientales decidieron conformar una red de asistencia jurídica a quienes se encuentran con procesos judiciales, situación que identifica a los vecinos cafayateños que tienen un pedido de juicio por haber detenido el paso de camiones que se dirigían a la Mina Alumbrera.

Comentá la nota